¿Qué nos enseña la Biblia? | Curso bíblico gratuito

CAPÍTULO 2

La Biblia viene de Dios

1, 2. ¿Por qué podemos decir que la Biblia es un regalo maravilloso?

¿CÓMO se siente cuando un amigo le sorprende con un regalo? Seguro que está deseando abrirlo. Le hace muy feliz que su amigo se acordara de usted, y le da las gracias.

2 La Biblia es un maravilloso regalo de Dios. Tiene información que no podemos encontrar en ningún otro lugar. Por ejemplo, nos dice que Dios creó los cielos y la Tierra, y que también hizo al primer hombre y la primera mujer. La Biblia tiene consejos que nos ayudan cuando tenemos problemas. Además, nos dice que Dios quiere que la Tierra sea un lugar mejor y nos explica cómo lo logrará.

3. ¿Qué aprenderá al estudiar la Biblia?

3 Al estudiar la Biblia, aprenderá que Dios quiere que usted sea su amigo. Mientras más lo conozca, más cerca se sentirá de él.

4. Explique qué datos sobre la Biblia le llaman la atención.

4 La Biblia se ha traducido a más de 2.800 idiomas, y se han impreso miles de millones de ejemplares. En el mundo, 9 de cada 10 personas pueden leer la Biblia en su lengua materna. Y cada semana se distribuyen más de un millón de biblias. Está claro que la Biblia es un libro único.

5. ¿Qué significa que la Biblia sea “inspirada de Dios”?

5 La Biblia es “inspirada de Dios” (lea 2 Timoteo 3:16). Pero puede que alguien diga: “¿Cómo puede venir de Dios la Biblia si la escribieron hombres?”. La Biblia responde esa pregunta al decir: “Hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo” (2 Pedro 1:21). ¿Cómo los guió Dios? Podemos compararlo a un jefe que le pide a su secretario que escriba una carta. ¿De quién es la carta? Es del jefe, no del secretario. De la misma manera, la Biblia viene de Dios, no de los hombres que él usó para escribirla. Dios los guió para que escribieran los pensamientos de él. Así que podemos decir que la Biblia es en verdad la “palabra de Dios” (1 Tesalonicenses 2:13; vea la nota 2).

Imagen propiedad: Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania.

La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras está disponible en muchos idiomas.

UN LIBRO EXACTO

6, 7. ¿Por qué podemos decir que la Biblia no se contradice?

6 Desde que se empezó a escribir la Biblia hasta que se terminó, pasaron más de 1.600 años. Además, sus escritores vivieron en épocas diferentes. Algunos tenían estudios, y otros no. Por ejemplo, uno de ellos era médico. Otros eran granjeros, pescadores, pastores, profetas, jueces o reyes. A pesar de todo esto, la Biblia no se contradice, sino que enseña lo mismo de principio a fin. *

7 Los primeros capítulos de la Biblia explican cómo empezaron los problemas del mundo. Y los últimos capítulos nos dicen cómo Dios solucionará esos problemas y convertirá la Tierra en un paraíso. La Biblia relata miles de años de historia humana y muestra que Dios siempre cumple su palabra.

8. ¿Qué ejemplos demuestran que la Biblia es exacta cuando habla de temas científicos?

8 La Biblia no se escribió para enseñar ciencia ni para ser un libro de texto escolar. Pero siempre es exacta cuando habla de temas científicos. Eso es lo que esperaríamos de un libro que viene de Dios. Por ejemplo, el libro de Levítico explica lo que Dios les dijo a los israelitas que tenían que hacer para evitar que se extendieran las enfermedades. Eso se escribió mucho antes de que la gente supiera cómo las bacterias y los virus producen enfermedades. La Biblia también es exacta cuando dice que la Tierra flota “sobre nada” en el espacio (Job 26:7). En una época en la que la mayoría de la gente creía que la Tierra era plana, la Biblia ya decía que es redonda (Isaías 40:22).

9. ¿Qué prueban la sinceridad y la honradez de los escritores de la Biblia?

9 Cuando la Biblia habla de temas históricos, siempre es exacta. Pero muchos libros de historia no lo son porque sus escritores no contaron toda la verdad. Por ejemplo, no siempre hablaron de las batallas que perdieron sus naciones. En cambio, los escritores de la Biblia fueron sinceros incluso cuando la nación de Israel perdía una batalla. También escribieron acerca de sus propios errores. Por ejemplo, en el libro de Números, Moisés escribió que él cometió un error grave y que Dios lo castigó por ello (Números 20:2-12). La sinceridad y la honradez de sus escritores prueban que la Biblia viene de Dios y que podemos confiar en ella.

UN LIBRO DE BUENOS CONSEJOS

10. ¿Por qué siguen siendo útiles hoy día los consejos de la Biblia?

10 La Biblia es “inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas” (2 Timoteo 3:16). Los consejos que encontramos en la Biblia siguen siendo útiles hoy día porque vienen de Jehová. Como él nos creó, entiende muy bien lo que pensamos y lo que sentimos. Nos conoce mejor que nosotros mismos y quiere que seamos felices. Él sabe lo que nos conviene y lo que no.

11, 12. a) ¿Qué buenos consejos de Jesús encontramos en Mateo 5 a 7? b) ¿Qué otros principios encontramos en la Biblia?

11 En Mateo 5 a 7 encontramos muy buenos consejos. Allí, Jesús nos habla de cómo podemos ser felices, cómo podemos llevarnos bien con los demás, cómo debemos orar y qué punto de vista debemos tener sobre el dinero. Aunque Jesús dio esos consejos hace 2.000 años, sus palabras tienen la misma fuerza y son igual de útiles hoy día.

12 En la Biblia, también encontramos principios que nos ayudan a mejorar nuestra vida familiar, a ser buenos trabajadores y a vivir en paz con los demás. Los principios de la Biblia siempre pueden ayudarnos, sin importar quiénes seamos, dónde vivamos ni los problemas que tengamos (lea Isaías 48:17; vea la nota 3).

UN LIBRO DE PROFECÍAS CONFIABLES

Imagen propiedad: Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania.

El escritor bíblico Isaías predijo que Babilonia sería destruida.

13. ¿Qué predijo Isaías sobre la ciudad de Babilonia?

13 Muchas de las profecías de la Biblia ya se han cumplido. Por ejemplo, el profeta Isaías predijo que la ciudad de Babilonia sería destruida y explicó con detalle cómo sería conquistada (Isaías 13:19). Babilonia estaba protegida por unas grandes puertas y por un río que la rodeaba. Isaías profetizó que el río se secaría y que las puertas se quedarían abiertas. También dijo que los invasores conquistarían la ciudad sin tener que pelear. Isaías incluso predijo que el nombre del conquistador sería Ciro (lea Isaías 44:27-45:2; vea la nota 4).

14, 15. ¿Cómo se cumplió la profecía de Isaías?

14 Unos 200 años después de que Isaías escribiera esa profecía, un ejército llegó a la ciudad de Babilonia para conquistarla. ¿Quién estaba al frente del ejército? El rey de Persia. ¿Y cómo se llamaba? Ciro, tal como dijo la profecía. Todo estaba preparado para que el resto de la profecía se cumpliera.

15 La noche del ataque, los babilonios estaban celebrando una fiesta. Se sentían seguros gracias al río y a las enormes murallas, que protegían la ciudad. Fuera de la ciudad, Ciro y su ejército hicieron un canal para que bajara el nivel del agua del río. Cuando el nivel del agua bajó lo suficiente, los soldados persas pudieron cruzar el río. Pero ¿cómo lograrían cruzar las murallas? Como dijo la profecía, las puertas de la ciudad se quedaron abiertas. Así que los soldados conquistaron la ciudad sin tener que pelear.

16. a) ¿Qué profetizó Isaías sobre el futuro de Babilonia? b) ¿Por qué sabemos que la profecía de Isaías se cumplió?

16 Isaías profetizó que con el tiempo nadie viviría en Babilonia. Él escribió: “Nunca será habitada” (Isaías 13:20). ¿Se cumplieron esas palabras? Sí. La ciudad de Babilonia estaba a unos 80 kilómetros (50 millas) al sur de la actual ciudad de Bagdad (Irak). Pero hoy en ese lugar solo hay ruinas. Nadie vive allí. Como dice la Biblia, Jehová barrió a Babilonia “con la escoba de la aniquilación” o destrucción (Isaías 14:22, 23).*

Imagen: jw.org

Las ruinas de Babilonia

17. ¿Por qué podemos confiar en todas las promesas de Dios?

17 Muchas profecías de la Biblia ya se han cumplido. Por eso, podemos confiar en lo que la Biblia dice sobre el futuro. Podemos estar seguros de que Jehová cumplirá su promesa de convertir la Tierra en un paraíso (lea Números 23:19). Dios nos da la esperanza de vivir para siempre, y él “no puede mentir” (Tito 1:2). *

LA BIBLIA PUEDE CAMBIARLE LA VIDA

18. ¿Qué dijo el apóstol Pablo sobre “la palabra de Dios”?

18 Hasta aquí usted ya ha visto que la Biblia es un libro único. No se contradice en ninguna de sus páginas y es exacta cuando habla de temas científicos o históricos. También nos da buenos consejos y tiene muchas profecías que ya se han cumplido. Pero eso no es todo. El apóstol Pablo escribió: “La palabra de Dios es viva, y ejerce poder”. ¿Qué significa eso? (Lea Hebreos 4:12).

19, 20. a) ¿Cómo puede ayudarlo la Biblia a conocerse a sí mismo? b) ¿Cómo puede demostrar que agradece el regalo de la Biblia?

19 La Biblia puede cambiarle la vida. Puede ayudarlo a conocerse a sí mismo. ¿Cómo? La Biblia puede ayudarlo a entender sus pensamientos y sentimientos más profundos. Por ejemplo, quizás pensemos que amamos a Dios. Pero, para demostrarlo, debemos obedecer lo que dice la Biblia.

20 No hay duda de que la Biblia viene de Dios. Él quiere que usted la lea, la estudie y la ame. Agradezca este regalo de Dios. ¿Cómo puede demostrarlo? Siga estudiando la Biblia. Así entenderá cuál es el propósito de Dios para nosotros. En el próximo capítulo, aprenderemos más sobre este propósito.


^ párr. 6 Algunas personas dicen que la Biblia se contradice, pero eso no es cierto. Si desea más información, vea el capítulo 7 del libro La Biblia… ¿la Palabra de Dios, o palabra del hombre?, publicado por los testigos de Jehová.

^ párr. 16 Si desea más información sobre las profecías de la Biblia, vea el artículo “La Biblia, un libro de profecías exactas. Parte 2”, de la revista ¡Despertad! de junio de 2012, páginas 12 a 14, publicada por los testigos de Jehová.

^ párr. 17 La destrucción de Babilonia es solo una de las profecías de la Biblia que se han cumplido. Encontrará más información sobre las profecías que hablan de Jesucristo en la nota 5.


RESUMEN

VERDAD 1: LA BIBLIA VIENE DE DIOS

“Toda Escritura es inspirada de Dios” (2 Timoteo 3:16).

¿Por qué es la Biblia un libro único?

La Biblia se ha traducido a más de 2.800 idiomas, y se han impreso miles de millones de ejemplares.

Tiene información que no podemos encontrar en ningún otro lugar.

  • 1 Tesalonicenses 2:13

Dios es el autor de la Biblia.

  • 2 Pedro 1:21

Dios guió a hombres para que escribieran los pensamientos de él.

VERDAD 2: LA BIBLIA ES UN LIBRO DE PROFECÍAS

“Dios […] no puede mentir” (Tito 1:2).

¿Por qué puede usted confiar en la Biblia?

  • Isaías 44:27-45:2

La Biblia profetizó cómo sería conquistada la ciudad de Babilonia unos 200 años antes de que ocurriera.

  • 2 Timoteo 3:1-5

Hoy día se están cumpliendo varias profecías bíblicas.

  • Números 23:19

Podemos confiar en lo que la Biblia dice sobre el futuro.

VERDAD 3: LA BIBLIA PUEDE AYUDARLO

“Yo, Jehová, soy tu Dios, Aquel que te enseña para que te beneficies a ti mismo” (Isaías 48:17).

¿Qué ha aprendido usted sobre la Biblia?

  • Job 26:7; Isaías 40:22

La Biblia es exacta cuando habla de temas científicos.

  • Números 20:2-12

Los escritores de la Biblia fueron sinceros.

  • Mateo 5-7

Jesús nos dio consejos sobre cómo podemos ser felices, cómo podemos llevarnos bien con los demás, cómo debemos orar y qué punto de vista debemos tener sobre el dinero.

VERDAD 4: LA BIBLIA PUEDE CAMBIARLE LA VIDA

“La palabra de Dios es viva, y ejerce poder” (Hebreos 4:12).

¿Cómo puede ayudarlo la Palabra de Dios?

Puede ayudarlo a entender el propósito de Dios.

Puede ayudarlo a conocerse a sí mismo.

Puede ayudarlo a entender lo que Dios espera de usted.

Dios quiere que lea, estudie y ame la Biblia.

[Textos bíblicos citados]

^ párr. 5 (2 Tim. 3:16) Toda Escritura es inspirada de Dios* y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas,* para disciplinar en justicia,

Lit.: “insuflada por Dios”. Gr.: The·ó·pneu·stos; lat.: Di·ví·ni·tus in·spi·rá·ta; J17(heb.): berú·aj ’Elo·hím, “por el espíritu de Dios”.

Lit.: “enderezarse sobre”.

^ párr. 5 (2 Ped. 1:21) Porque la profecía no fue traída en ningún tiempo por la voluntad del hombre, sino que hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo.

^ párr. 5 (1 Tes. 2:13) Realmente, por eso nosotros también incesantemente damos gracias a Dios, porque cuando ustedes recibieron la palabra de Dios, que oyeron de parte de nosotros, la aceptaron, no como palabra de hombres, sino, como lo que verdaderamente es, como palabra de Dios, la cual* también está obrando en ustedes los creyentes.

“La cual.” O: “quien”.

^ párr. 8 (Job 26:7) Él está extendiendo el norte sobre el lugar vacío, colgando la tierra sobre nada;

^ párr. 8 (Is. 40:22) Hay Uno que mora por encima del círculo de la tierra, los moradores de la cual son como saltamontes, Aquel que extiende los cielos justamente como una gasa fina, que los despliega como una tienda en la cual morar,

^ párr. 10 (2 Tim. 3:16) Toda Escritura es inspirada de Dios* y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas,* para disciplinar en justicia,

Lit.: “insuflada por Dios”. Gr.: The·ó·pneu·stos; lat.: Di·ví·ni·tus in·spi·rá·ta; J17(heb.): berú·aj ’Elo·hím, “por el espíritu de Dios”.

Lit.: “enderezarse sobre”.

^ párr. 12 (Is. 48:17) Esto es lo que ha dicho Jehová, tu Recomprador, el Santo de Israel: “Yo, Jehová, soy tu Dios, Aquel que te enseña para que te beneficies a ti mismo, Aquel que te hace pisar en el camino en que debes andar.

^ párr. 13 (Is. 13:19) Y Babilonia, la decoración de reinos, la hermosura del orgullo de los caldeos, tiene que llegar a ser como cuando Dios* derribó a Sodoma y Gomorra.

“Dios.” 1QIsaM(heb.): ’Elo·hím; gr.: ho The·ós; TVgc: “Jehová”.

^ párr. 13 (Is. 44:27-45:2) Aquel que dice a la profundidad acuosa: ‘Evapórate; y secaré todos tus ríos’; 28 Aquel que dice de Ciro:* ‘Es mi pastor, y todo aquello en que me deleito él lo llevará a cabo por completo’; aun en [mi] decir* de Jerusalén: ‘Será reedificada’,* y del templo: ‘Te será colocado tu fundamento’”.

45 Esto es lo que ha dicho Jehová a su ungido,* a Ciro,* a quien he asido de la diestra, para sojuzgar delante de él naciones, para que yo desciña hasta las caderas de reyes; para abrir delante de él las puertas de dos hojas, de modo que las puertas mismas no estén cerradas: 2 “Delante de ti yo mismo iré, y enderezaré las protuberancias del terreno. Las puertas de cobre haré pedazos, y cortaré las barras de hierro.

“De Ciro”, M(heb.: leKjóh·resch)TLXXVg.

“Aun en [mi] decir”, M(Sy); LXX: “Aquel que dice”; Vg: “Yo que digo”.

“A Jerusalén: ‘Serás reedificada’”, TLXXVg.

“A su ungido.” Heb.: lim·schi·jóh; gr.: kjri·stói; sir.: lam·schi·jeh; lat.: chrí·sto.

“A Ciro”, M(heb.: leKjóh·resch)TLXXVg.

^ párr. 16 (Is. 13:20) Nunca será habitada, ni residirá por generación tras generación. Y allí el árabe no asentará su tienda, y no habrá pastores que dejen que [sus rebaños] se echen allí.

^ párr. 16 (Is. 14:22, 23) “Y ciertamente me levantaré contra ellos”, es la expresión de Jehová de los ejércitos. “Y ciertamente cortaré de Babilonia* nombre y resto* y descendencia y posteridad”, es la expresión de Jehová. 23 “Y ciertamente la haré posesión de puercos espines y estanques de agua llenos de cañas, y ciertamente la barreré con la escoba de la aniquilación”, es la expresión de Jehová de los ejércitos.

“Babilonia”, Vg; MTSy: “Babel”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *