¿Cuál es la señal de “los últimos días” o de “los tiempos finales”?

La respuesta que da la Biblia

La Biblia describe algunas circunstancias y sucesos que ocurrirían en “la conclusión del [actual] sistema de cosas” o “fin del mundo” (Mateo 24:3; Dios habla hoy). Las Escrituras llaman a este período el “tiempo del fin” y “los últimos días”, o “los tiempos finales” (Daniel 8:19; 2 Timoteo 3:1; Nueva Biblia Española). Las profecías bíblicas explican algunas de las características de los últimos días. Son las siguientes:

  • Habría guerras a gran escala (Mateo 24:7; Revelación [Apocalipsis] 6:4).
  • Habría hambrunas (Mateo 24:7; Revelación 6:5, 6).
  • Habría grandes terremotos (Lucas 21:11).
  • Habría pestes, o epidemias de “enfermedades terribles” (Lucas 21:11, Biblia en Lenguaje Sencillo).
  • Aumentaría el crimen (Mateo 24:12).
  • La humanidad dañaría gravemente el planeta Tierra (Revelación 11:18).
  • Empeoraría la actitud de las personas y muchos serían “desagradecidos, desleales […], no dispuestos a ningún acuerdo, calumniadores, sin autodominio, feroces, sin amor del bien, traicioneros, testarudos, hinchados de orgullo” (2 Timoteo 3:1-4).
  • Las familias se romperían porque habría gente que no tendría “cariño natural” e hijos que serían “desobedientes a los padres” (2 Timoteo 3:2, 3).
  • La mayoría de las personas dejaría de amar a Dios (Mateo 24:12).
  • Se verían grandes muestras de hipocresía religiosa (2 Timoteo 3:5).
  • Aumentaría la comprensión de las profecías bíblicas, incluidas las que tienen que ver con los últimos días (Daniel 12:4).
  • Se predicarían las buenas noticias del Reino por todo el mundo (Mateo 24:14).
  • En general, la gente sería indiferente e incluso se burlaría de las pruebas que muestran que el fin está muy cerca (Mateo 24:37-39; 2 Pedro 3:3, 4).
  • Se cumplirían todas estas profecías a la vez, no solo unas pocas o la mayoría de ellas (Mateo 24:33).

¿Vivimos en los últimos días?

Sí. Los sucesos mundiales y la cronología bíblica muestran que los últimos días comenzaron en 1914. Ese año, el Reino de Dios empezó a gobernar en el cielo. Una de las primeras cosas que hizo fue expulsar de allí al Diablo y sus demonios. Desde entonces, solo les ha permitido actuar en la Tierra (Revelación 12:7-12). La mala actitud y la conducta de las personas es una muestra de que Satanás influye en la humanidad. Por eso, los últimos días son “tiempos críticos” o “difíciles” (2 Timoteo 3:1).


Origen: ¿Cuál es la señal de “los últimos días” o de “los tiempos finales”?

*A menos que se indique lo contrario las citas bíblicas son tomadas de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Edición de 1987

About meschareth

Meschareth. Un simple ministro, de la “buenas nuevas”. Cree sinceramente en el mensaje bíblico y ha estudiado las escritura a la luz de diversos razonamientos. Reconoce las verdades explícitas e implícitas de la Biblia y tiene el deseo de compartirlas en este espacio. Su fe en las Escrituras lo ha llevado desde hace años a predicar sus creencias en asociación de millones de cristianos por todo el mundo bajo el liderazgo de Cristo como Testigo De Jehová.
Si usted está interesado en la obra de los Testigos de Jehová en Cuba, le invito a que los contacte en: Ave. 15 No. 4608. Municipio Playa. Habana. También en las calles, Salones del Reino y/o lugares de reunión. Los testigos cristianos de Jehová estarán complacidos en ayudarle a conocer el Único Dios verdadero Jehová y a su Hijo Jesucristo y así poder disfrutar de una vida con propósito y esperanza.

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

6 Responses to ¿Cuál es la señal de “los últimos días” o de “los tiempos finales”?

  1. Omega says:

    ¿Cristo viene pronto o se tarda?

  2. Omega says:

    @eldefensor saludos lea detenidamente:
    Mateo 24:3-7 Estando él sentado en el monte de los Olivos, se acercaron a él los discípulos privadamente, y dijeron: “Dinos: ¿Cuándo serán estas cosas, y qué será la señal de tu presencia y de la conclusión del sistema de cosas?”. Y en contestación, Jesús les dijo: “Cuidado que nadie los extravíe; porque muchos vendrán sobre la base de mi nombre, diciendo: ‘Yo soy el Cristo’, y extraviarán a muchos. Ustedes van a oír de guerras e informes de guerras; vean que no se aterroricen. Porque estas cosas tienen que suceder, mas todavía no es el fin. “Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá escaseces de alimento y terremotos en un lugar tras otro.

    Mateo 24:9-13 “Entonces los entregarán a tribulación y los matarán, y serán objeto de odio de parte de todas las naciones por causa de mi nombre. Entonces, también, a muchos se les hará tropezar, y se traicionarán unos a otros y se odiarán unos a otros. Y muchos falsos profetas se levantarán y extraviarán a muchos; y por el aumento del desafuero se enfriará el amor de la mayor parte. Pero el que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo.

    Mateo 25:1-5 “Entonces el reino de los cielos llegará a ser semejante a diez vírgenes que tomaron sus lámparas y salieron al encuentro del novio. Cinco de ellas eran necias, y cinco eran discretas. Porque las necias tomaron sus lámparas, pero no tomaron consigo aceite, mientras que las discretas tomaron aceite en sus receptáculos con sus lámparas. Como el novio se tardaba, todas cabecearon y se durmieron.

    Lucas 21:7-8 Entonces le interrogaron, diciendo: “Maestro, ¿cuándo realmente serán estas cosas, y qué será la señal cuando estas cosas estén destinadas a suceder?”. Dijo: “Cuidado que no los extravíen; porque muchos vendrán sobre la base de mi nombre, y dirán: ‘Yo soy ese’, y: ‘El debido tiempo se ha acercado’. No vayan en pos de ellos.

    • eldefensor says:

      @Omega, espero que este bien en todo sentido.

      Gracias por la lectura bíblica. Muy buena.

      Saludos.

      • Omega says:

        @eldefensor todo mensaje de la Biblia es excelente (2 Timoteo 3:16-17)
        Lo que quería que notara es el mensaje e incluso se lo resalté:
        Lucas 21:7-8
        Entonces le interrogaron, diciendo: “Maestro, ¿cuándo realmente serán estas cosas, y qué será la señal cuando estas cosas estén destinadas a suceder?”. Dijo: “Cuidado que no los extravíen; porque muchos vendrán sobre la base de mi nombre, y dirán: ‘Yo soy ese’, y: ‘El debido tiempo se ha acercado’. No vayan en pos de ellos.
        Mateo 24:5
        porque muchos vendrán sobre la base de mi nombre, diciendo: ‘Yo soy el Cristo’, y extraviarán a muchos.

        Según lo recogido por los apóstoles de la propia boca del Mesías, este mensaje señalaría a los engañadores.
        Le pregunto nuevamente: ¿Cristo viene pronto o se tarda?

        • eldefensor says:

          @Omega, espero que se encuentre bien en todo sentido.

          Tomemos algunas citas que usted hace e incorporémosles otras más, y saquemos algunas conclusiones:

          (Mateo 24:4, 5) «4 Y en contestación, Jesús les dijo: “Cuidado que nadie los extravíe; 5 porque muchos vendrán sobre la base de mi nombre, diciendo: ‘Yo soy el Cristo’, y extraviarán a muchos.»

          (Mateo 24:23, 24) «24 Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas y darán grandes señales y prodigios para extraviar, si fuera posible, hasta a los escogidos.»

          (Marcos 13:5, 6) «5 De modo que Jesús comenzó a decirles: “Cuidado que nadie los extravíe. 6 Muchos vendrán sobre la base de mi nombre, diciendo: ‘Yo soy ese’, y extraviarán a muchos.»

          (Lucas 21:8) «8 Dijo: “Cuidado que no los extravíen; porque muchos vendrán sobre la base de mi nombre, y dirán: ‘Yo soy ese’, y: ‘El debido tiempo se ha acercado’. No vayan en pos de ellos.»

          (Colosenses 2:8) «8 Cuidado: quizás haya alguien que se los lleve como presa suya mediante la filosofía y el vano engaño según la tradición de los hombres, según las cosas elementales del mundo y no según Cristo».

          (2 Tesalonicenses 2:1-3) «2 Sin embargo, hermanos, tocante a la presencia [parousía] de nuestro Señor Jesucristo y el ser nosotros reunidos a él, les solicitamos 2 que no se dejen sacudir prontamente de su razón, ni se dejen excitar tampoco mediante una expresión inspirada, ni mediante un mensaje verbal, ni mediante una carta como si fuera de nosotros, en el sentido de que el día de Jehová esté aquí. 3 Que nadie los seduzca de manera alguna, porque no vendrá a menos que primero venga la apostasía y el hombre del desafuero quede revelado, el hijo de la destrucción.»

          (1 Timoteo 4:1, 2) «4 Sin embargo, la expresión inspirada dice definitivamente que en períodos posteriores algunos se apartarán de la fe, prestando atención a expresiones inspiradas que extravían y a enseñanzas de demonios, 2 por la hipocresía de hombres que hablan mentiras, marcados en su conciencia como si fuera con hierro de marcar».

          (2 Timoteo 4:3, 4) «3 Porque habrá un período en que no soportarán la enseñanza saludable, sino que, de acuerdo con sus propios deseos, acumularán para sí mismos maestros para que les regalen los oídos; 4 y apartarán sus oídos de la verdad, puesto que serán desviados a cuentos falsos.»

          Jesús, tal como prometió, viene pronto. (Revelación 3:11) Hoy realmente “La noche está muy avanzada; el día se ha acercado” (Romanos 13:12). Las condiciones actuales de este viejo mundo inicuo demuestran cuan oscura y avanzada esta la noche espiritual que le rodea a la humanidad desobediente guiada por sus caudillos y líderes apóstatas de la cristiandad.

          Pablo en su Carta a lo Tesalonicenses, relacionó la llegada de “el día de Jehová” con la “presencia” del Señor y el que los ungidos sean “reunidos a él [a Cristo]”; y afirmó que ese “día” no vendría “a menos que primero [viniera] la apostasía y el hombre del desafuero [quedara] revelado (2 Tesalonicenses 2:1-3) ¿Que demuestran las condiciones religiosas y seculares de este viejo mundo?

          El cumplimiento de la “señal” de la “presencia” de Cristo en estos “últimos días” demuestra que NO falta mucho para que comience la “gran tribulación”, sean “reunidos” a Cristo los “escogidos” y ocurra el desenlace final para la conclusión de este “sistema de cosas” mundial inicuo en “el día de Jehová”. (Mateo 24:3, 14, 21, 22, 29-35; 2Timoteo 3:1-5) Por lo que “la segunda vez que [aparece]” el Señor está muy cerca; y en esta ocasión es para actuar a favor de “los que lo están esperando con intenso anhelo para la salvación de ellos”. (Hebreos 9:28)

          El anticristo, “el hombre del desafuero”, mediante creencias apóstatas está más activo que nunca en la actualidad. (1Juan 2:18-19) Hay personas y organizaciones, que dejaron el camino de la verdad, lo mismo hace siglos que recientemente, que se han opuesto y se oponen, mediante palabras y acciones, a Jesús y a sus enseñanzas. Difunden a propósito mentiras y doctrinas falsas que hacen que la gente no pueda ni distinguir a Jesús de su Padre, Jehová (la Trinidad). Ahora, en su mayoría, no niegan a Jesús, el hijo de Dios, venido en carne, pero engañan afirmando que es Dios Todopoderoso.

          A lo largo de los siglos, el anticristo ha mantenido a millones de personas en oscuridad espiritual. Estas mismas personas, e Iglesias de la cristiandad han tratado también de engañar a la gente eliminando de sus Biblias el nombre de Dios, Jehová, y criticando el uso de Biblias que sí lo incluyen. Han actuado con descaro, pues originalmente el nombre Jehová aparecía unas siete mil veces en la Biblia.

          Cuando la “gran tribulación” sea ‘acortada’, ‘la venida y llegada de Cristo’, cumplirá una cronología de sucesos que desembocaran finalmente en el Armagedón. (Mateo 24: 21, 22, 29-31; 25: 31; Marcos 13: 26, 27; Revelación 16:13-16) Por lo tanto, ”El gran día de Jehová está cerca. Está cerca, y hay un apresurarse muchísimo de él”; el día de salvación para su Pueblo está demasiado cerca. (Sofonías 1:14) Pero; ¿cuánto realmente puede demorar?

          Nadie sobre la tierra lo sabe. Pudieran ser pocos días literales (semanas, meses, años), o décadas, cualquier tiempo que haya sido dispuesto por Dios. De todas formas, “un día es para con Jehová como mil años, y mil años como un día”. Sin embargo, no piense persona alguna que se tardará; no olvide nadie: Jehová “no es lento respecto a su promesa”. Realmente, “el día de Jehová vendrá [muy pronto] como ladrón”; cuando nadie lo espere. (2 Pedro 3:8-10)

          Saludos