100 razones por las que no creo en la Trinidad o Divinidad trina

Colaboración por: Alberto Santos

Imagen: Internet

Una representación simbólica de la creencia de la Trinidad

“Trinidad

Definición [para la la cristiandad]: La doctrina central de religiones de la cristiandad. De acuerdo con el Credo Atanasiano hay tres divinas Personas (el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo), y se dice que cada una es eterna, cada una es todopoderosa, ninguna es mayor ni menor que la otra, y cada una es Dios, y que, no obstante, juntas son un solo Dios. Otras declaraciones del dogma dan énfasis a que estas tres “Personas” no son seres o individuos separados y distintos, sino que son tres manifestaciones en que existe la esencia divina. Así, pues, algunos trinitarios dan énfasis a su creencia de que Jesucristo es Dios, o de que Jesús y el Espíritu Santo son Jehová. No es una enseñanza bíblica.” (Razonamiento a partir de las Escrituras pág. 398 Trinidad)


I-DIOS Y JESUCRISTO, DOS SERES DISTINTOS

  1. Jesucristo es representado por los escritores sagrados -y en palabras de el mismo Cristo- como un ser tan distinto de Dios el Padre, como un hombre lo es de otro:

“Y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero. Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí.” Juan 8:17

  1. De él se dice que, cuando fue recibido arriba en el cielo, “se sentó a la diestra de Dios”. Marcos 16:19.
  2. El apóstol Juan afirma que “a Dios nadie le vio jamás”.

Si Cristo fuera Dios, entonces esa frase sería una flagrante mentira. Juan 1:18.

  1. En las profecías del Antiguo Testamento que se refieren a Cristo, se habla de él como un ser distinto e inferior a Dios, Deuteronomio 18:15, Juan 1:45.

II-HAY UN SOLO DIOS Y NO ES JESUCRISTO

  1. Cristo no solamente nunca dijo que él era Dios sino, por el contrario, habla del Padre, que lo envió, como Dios, y como el único Dios.

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” Juan 17:3.

Estas son palabras de nuestro salvador dichas en oración solemne a “su Padre y nuestro Padre.”

Si él llama a su Padre “el único Dios verdadero, ¿quiénes somos nosotros para decir otra cosa?

  1. Considere esta declaración del apóstol, que el Padre es el Dios único, y no hay ninguno otro. “Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, ” 1 Corintios 8:5 – 6.

III-CRISTO ES HIJO DE DIOS, NO DIOS HIJO

  1. Dios llamó a Jesucristo su hijo; es decir “mi Hijo”.

“Y he aquí, una voz del cielo, diciendo, este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”, Mateo 3:17.

¿Puede ser un hijo de la misma edad y ser lo mismo que su padre?

  1. Jesucristo fue llamado hijo de Dios por un ángel:

El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. Lucas 1:35.

  1. A través del Nuevo Testamento se le llama infinidad de veces Hijo de Dios.

Un ejemplo:

Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Mateo 16:16

IV-CRISTO, SIERVO DE DIOS

  1. Jesús es el Cristo, el ungido de Dios. “Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret” Hechos 10:38.

¿Es él el que unge el mismo que el que es ungido?

  1. Jesús es representado como un sacerdote. “considerad al …sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús” Hebreos 3:1.

El oficio de un sacerdote es ministrar a Dios.

Cristo, entonces, como un sacerdote, no puede ser Dios.

  1. el Mediador entre ” un solo Dios,” y “los hombres”.

“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” 1 Timoteo 2:5.

Si Cristo fuera Dios, su mediación no sería objetiva, no tendría significado ni lógica.

  1. Cristo, como el Salvador de los hombres, fue enviado por el Padre.

” nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo.” 1 Juan 4:14.

  1. Cristo es un apóstol nombrado por Dios.

“considerad al apóstol … Cristo Jesús, el cual es fiel al que le constituyó.” Hebreos 3:1, 2.

¿Dios le debe fidelidad a alguien?

  1. Cristo es nuestro intercesor con Dios.

“Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros”, Romanos 8:34.

¿Puede Dios interceder ante Dios?

V-DIOS, AMO Y SEÑOR DE JESUCRISTO

  1. Pablo dice que la cabeza de Cristo es Dios.

“Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. ” 1 Corintios 11:3.

¿Dios tiene a alguien por cabeza?

  1. Se dice que Cristo pertenecen a Dios, en el mismo sentido en el que se dice que nosotros pertenecemos a Cristo.

“Y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios”, 1 Corintios 3:23.

¿Algún texto dice que Dios pertenezca a alguien?

VI-DIOS MAYOR QUE JESUCRISTO

  1. Cristo dice: “Mi padre es mayor que todos,” Juan 10:29.

¿No es el padre entonces mayor que el hijo?

  1. Cristo no nos deja ninguna duda:

“Mi Padre es mayor que yo.” Juan 14:2

  1. Aún después de la resurrección de Cristo, se dice que “luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos” 1 Corintios 15:28.

¿Se imagina que Dios esté sujeto a alguien?

VII-CRISTO NIEGA SER DIOS

  1. Cristo claramente niega que él es Dios, cuando él dice: “Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. “, Mateo 19:17.
  2. Los Judíos nunca esperaban que alguien más que un ser distinto y de nivel inferior a Dios iba a ser su Mesías.

De hecho, no hay pruebas de que nuestro Salvador jamás haya intentado siquiera hacer ver que esta expectativa era errónea.

  1. En el registro de las Escrituras, solamente se mencionan dos casos en que los Judíos se opusieron a nuestro Señor Jesucristo por el tema de que él pretendió ser Dios o en igualdad con Dios.

Si esto hubiera sido su costumbre a asumir esa identidad o igualdad, en su conversación con un pueblo tan estrechamente apegado a la doctrina de la unicidad de Dios se habría encontrado a sí mismo involucrado constantemente en una polémica con ellos sobre este punto, algunos de los cuales deberían haber aparecido en el Nuevo Testamento.

  1. Cuando en estos dos casos, Jesús fue acusado en un caso, de pretender ser Dios Todopoderoso, y en el otro, hacerse igual a ese Dios, él positivamente niega los cargos.

En respuesta a la acusación de asumir igualdad con Dios, él dice de inmediato,

“No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente”, y un poco después, “No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre. ,” Juan 5:19, 23.

En respuesta a la acusación de que él afirmaba ser Dios, él replica a de los Judíos, en esencia, así: Sus propias Escrituras llaman a Moisés un dios (Éxodo 4:16), y a sus magistrados dioses; estoy seguro, que no soy inferior a ellos, pero yo no me llamé Dios, sino sólo el Hijo de Dios, Juan 10:34-36.

VIII-“SOMOS UNO”.

CRISTO MISMO SE EXPLICA

  1. Uno de los textos más usados para “probar” que Cristo es Dios/ igual a Dios es: “El Padre y yo somos uno”.

Ahora bien, note como él mismo explica a sus discípulos claramente que eso no significa una sustancia, la igualdad en el ejercicio del poder y la gloria, sino unión en propósito, como se ve claramente en la oración que ofrece a su Padre “para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros,” Juan 17:21.

VIII-CRISTO TIENE UN DIOS

  1. Dios, el Padre, es el Dios de Cristo, así como fue el Dios Jehová de Israel y es el Dios de los cristianos.

“Jesús le dijo: … ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios,” Juan 20:17.

¿Deberíamos tener un Dios diferente?

  1. El apóstol Pablo llama a “Dios”, en distinción del “Señor Jesucristo,” “el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria” Efesios 1:17

IX-DIOS, LA FUENTE DEL PODER, GLORIA DE CRISTO

Una característica de Dios es que es todopoderoso, desde siempre y hasta siempre. Ahora bien, la Biblia muestra vez tras vez que Cristo “recibió” o “le fue dado” su autoridad, poder. etc.

¿Alguien puede dar a Dios poder y autoridad?

Vea estas citas y juzgue si Cristo es Dios.

  1. Cristo reconoce que el poder que posee, le fue dado. “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra”, Mateo 28:18.

¿Quién le dio potestad a Dios?

  1. Cristo mismo niega ser el autor de sus obras milagrosas, sino que se las adjudica al Padre, o al espíritu santo de Dios. “el Padre que mora en mí, él hace las obras,” Juan 14:10. “yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios,” Mat. 12:28.
  2. Cristo dice claramente que sus obras daban testimonio, no de su propio poder, sino de que el Padre lo había enviado a él, Juan 5:36.
  3. Cristo expresamente afirmó que las obras se realizaron, no en su nombre propio, sino en el nombre del Padre, Juan 10:25.

31.Cristo afirma, “a éste señaló Dios el Padre”, es decir, a Dios Padre le había dado sus credenciales, Juan 6:27.

  1. Cristo declara que él no es el autor de su propia doctrina. “Mi doctrina no es mía, sino del que me envió”, Juan 7:16, 17.
  2. Cristo se refiere siempre al Padre como el origen de la autoridad de la que habla y actúa. “y también le dio autoridad de hacer juicio”, Juan 5:26, 27.
  3. También Pedro declara que “él recibió de Dios el Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia.” 2 Pedro 1:17.
  4. El motivo por el cual el Espíritu Santo no había sido recibido con anterioridad era que Jesús no había sido glorificado. “El Espíritu Santo no fue dada aún porque que Jesús no estaba aún glorificado”, Juan 7:39.

¿Qué Dios no ha sido glorificado desde siempre?

  1. Debido a que se afirma que Cristo fue exaltado por Dios para ser príncipe y Salvador, Hechos 5:31.
  2. Porque Dios hizo “que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo,” Hechos 2: 36.
  3. Dios le dio un nombre que es sobre todo nombre, Filipenses 2:9.
  4. Cristo fue ordenado por Dios para ser el juez de vivos y muertos, Hechos 10:42.
  5. “Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres”, Rom. 2:16.
    41. Dios “a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo”, Juan 5:22. 82.

Cristo nuestro Salvador deja muy claro que su juicio no es enteramente de él, sino del Padre que lo envió. “si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre,” Juan 8:16.

X-CRISTO FUE ENSEÑADO POR DIOS

Uno de los atributos de Dios es que es omnisapiente, que todo lo sabe.

Siendo así, nadie podría enseñarle cosas a Dios. Pues bien, vea estas citas y piense si son aplicables a un “Dios Hijo”, tan omnisapiente como su padre.

  1. Cristo mismo dice que él fue instruido por el Padre. “Como mi Padre me enseñó, hablo estas cosas,” Juan 8:28.

¿Dios necesita que se le instruya?

  1. Se afirma expresamente que Dios le dio a Cristo el Apocalipsis, quien luego se lo dio al autor del Apocalipsis, Rev 1:1. 3, 31; 22:8. Quiere decir que Cristo no conocía el contenido del Apocalipsis antes.

¿No se supone que Cristo es omnisapiente?

  1. CRISTO DEPENDE DE DIOS

Dios es autosuficiente, no necesita de nadie. Vea lo que la Biblia dice de Jesucristo.

  1. Cristo reconoce su dependencia de su Padre Celestial, y la dirección en todas sus obras. “El Hijo no puede hacer nada de sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre,” Juan 5:19. “El Padre ama al Hijo, y le enseña todas las cosas que él mismo hace” Juan 5:20.
  2. Cristo nuestro Salvador, hablando con sus discípulos de un tiempo futuro, cuando entendieran con más precisión su relación con él, declara expresamente que entonces lo conocerían como totalmente dependiente de su Padre. “Cuando habéis levantado al Hijo del hombre (es decir, crucificado él), entonces vosotros conoceréis que yo soy (es decir, el Mesías), y que no hago nada de mí mismo, sino como mi Padre me enseñó tiene, hablo estas cosas , “Juan 8:28.

XII. CRISTO GLORIFICA A DIOS

  1. Cristo dice “Yo no busco mi propia gloria, sino que busco la gloria de mi Padre”, Juan 8:49, 50.
  2. Cristo declara: “Si yo me honrara, mi honor no es nada: es mi Padre que me honra a mí,” Juan 8:54.
  3. El apóstol declara, que en Cristo habitó toda la plenitud, para agradar al Padre, Col 1:19.
  4. Cristo declara: “no he venido de mí mismo”, “porque yo de Dios he salido,” Juan 8:42; 7:28. … “y que había salido de Dios, y a Dios iba” Juan 13:3.

XIII. CRISTO NO ES OMNIPOTENTE NI OMNISAPIENTE

  1. Afirma que no tenía autoridad para otorgar puestos de prominencia en su propio reino. “El sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre.” Mat. 20:23.
  2. Claramente renuncia a la posesión del divino atributo de la omnisciencia. “Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre”, Matt.24: 36, Marcos 13:32.
  3. Siempre profesó no tener voluntad propia, sino que siempre mostró que era totalmente guiado y regido por la voluntad de su Padre Celestial. ” Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.” Juan 6:38.
  4. Niega categóricamente tener el atributo divino de omnipotencia. “No puedo de mi propio libre no hacen nada,” Juan 5:30.
  5. PIDIÓ A su Padre ser glorificado por él. “Y ahora, oh Padre, glorifícame tú me ¡con la gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese,” Juan 17:5. El que oró a Dios para ser glorificado, no puede ser Dios.
  6. Cristo, dicen las Escrituras, fue “tentado por el diablo”, Mateo 4:1. Pero “Dios no puede ser tentado con el mal.” Santiago 1:13.

XIV. DIOS ES LA FUENTE DE LA VIDA DE CRISTO.

Dios es la fuente de la vida. Salmo 69:2. ¿Podrá decirse lo mismo de Jesucristo?

  1. Cristo niega expresamente que está en posesión del atributo divino de existencia independiente. “Como el Padre tiene la vida me ha enviado y yo vivo por el Padre,” Juan 6:57
  2. Expresamente renuncia a la posesión del atributo divino de existencia propia e independiente. “Como el Padre tiene vida en sí mismo, por lo que él ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo,” Juan 5:26.
  3. Se dice que Dios lo levantó de entre los muertos. “A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos,” Hechos 2: 32, Rom. 10:9, 10
  4. El apóstol Pablo afirma que Cristo, incluso desde su ascensión, “vive por Dios” y “vive por el poder de Dios”, Rom. 6:10. 2 Cor. 12:4.
  5. CRISTO ORA A DIOS

Dios es el oidor de la oración, es decir, el que escucha recibe las oraciones de sus siervos. Ahora bien, ¿puede imaginarse al Dios Todopoderoso orándole a alguien más, o incluso a él mismo?

  1. En cierta ocasión, Cristo “pasó la noche orando a Dios”, Lucas 6:12. ¿Qué necesidad tenía Cristo de orar si él mismo es Dios? ¿Hablaba Cristo como un demente consigo mismo?
  2. En presencia de una numerosa muchedumbre antes de la resurrección de Lázaro dio gracias al Padre por haberlo escuchado. “Padre, gracias te doy por haberme oído. Yo sabía que siempre me oyes”. Juan 11:41, 42. Si Cristo es Dios, ¿qué necesidad tiene de que alguien más le escuche sus plegarias u oraciones?
  3. La noche antes de morir, él imploró que, si fuera posible, la amarga copa pudiera pasar de él, añadiendo: “pero no sea como yo quiero, sino como tú”, Mateo 26:39. ¿No es la voluntad de Cristo la voluntad de Dios?
  4. Horas antes de morir, él exclamó: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” Mateo 27:46 ¿Le suenan estas palabras como provenientes de un Dios Todopoderoso? ¿Dios puede abandonar a Dios?
  5. Cristo nunca se oró a sí mismo ni al Espíritu Santo como debería haberlo hecho si él fuera Dios; nunca llamó al Hijo o el espíritu santo Dios, sino siempre a su Padre.

XVI. CRISTO INSTRUYE A ORAR A DIOS

  1. Cristo nunca dio instrucciones a sus discípulos de orar a él ni al espíritu santo, sino al Padre y sólo al Padre. “Cuando ustedes oran, digan: Padre nuestro que estás en el cielo,” Lucas 11:2. “En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará, “Juan 16:23. “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.” Juan 4:23.

XVII. LOS APOSTOLES NO ADORABAN A CRISTO

  1. No era la práctica de los Apóstoles dar adoración religiosa homenaje a Cristo, sino a Dios Padre por medio de Cristo. “Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro”, Rom. 7:25. “al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre”, Rom 16:27. “Yo doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo”, Ef. 3:14.
  2. El apóstol Pedro, inmediatamente después de ser lleno del espíritu santo el día de Pentecostés, se dirigió a la judíos: “Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis; a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole; al cual Dios levantó, “Hechos 2:22-24.
  3. Si sus discípulos hubieran creído que él fuera el Todopoderoso, hubieran sido tan familiarizados con él, hubieran argumentado con él, lo hubieran traicionado, negado, huido de él, y lo hubieran dejado para que fuera muerto en el madero? Compare con Jueces 13:22.
    69. Los apóstoles, después de que se habían llenado con el Espíritu Santo el día de Pentecostés, no predicaron que Cristo era Dios; al contrario, lo que predicaron era del todo incompatible con esa doctrina, Hechos 2:22, 13:23 17.
  4. No hay pruebas que demuestren que los primeros convertidos al cristianismo fueran JAMÁS acusados de idolatría por parte de los Judíos, ya que eso habría pasado si ellos hubieran creído y enseñado que el Hijo fuera Jehová, así como el Padre; mientras que es notorio que esta imputación ha sido uno de los reproches más comunes de los judíos contra los “cristianos”, desde que la Trinidad se convirtió en una doctrina de la Iglesia.

XVIII. CRISTO ES EL MEDIO, NO LA FUENTE

  1. El apóstol Pablo declara expresamente, que “todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo,” 2 Cor. 5:18.
  2. El mismo apóstol da “gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo,” 1 Cor.15: 57.
  3. Se dice que es “a la gloria de Dios Padre”, que “toda lengua debe confesar que Jesucristo es el Señor”, Phil. 2:11.
  4. Las Escrituras afirman que “tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado,” Heb. 5:5.
  5. Cristo es representado de manera uniforme en las Escrituras, no como la fuente, sino el medio de todo lo relacionado con nuestra salvación. “Un Dios, el Padre, de las cuales son todas las cosas, y nosotros en él, y un Señor Jesucristo, por quien son todas las cosas, y nosotros por él,” 1 Cor. 8:6.
  6. Dios derramó sobre los Apóstoles el espíritu santo a través de Jesucristo, Tit. 3:6.

XIX. CRISTO CREACIÓN E IMAGEN DE DIOS

  1. Un apóstol habla de Cristo como imagen de Dios. “quien es la imagen del Dios invisible”, Col 1:15. 2 Cor. 4: 4. Sería absurdo llamar a alguien de su propia imagen.
  2. Se dice que Cristo es “el primogénito de toda la creación”, Col 1:15. Dios no es creado, Cristo sí.
  3. Se dice que es “el principio de la creación de Dios”, Rev 3: 14.
  4. CRISTO INFERIOR A LOS ÁNGELES
  5. Las Escrituras afirman que Jesús “fue hecho un poco menor que los ángeles,” Heb. 2:9. ¿Dios es, o puede ser, inferior a sus criaturas?
  6. Se dice que fue necesario para el Salvador de la humanidad “ser en todo semejante a sus hermanos,” Heb. 2:17. No sería así si Cristo hubiera sido un Dios-hombre.

XXI. CRISTO: SIERVO, ESCLAVO, ENVIADO DE DIOS

  1. En la epístola a los Hebreos, Cristo se compara con Moisés de una manera que sería impensable si fuera el Dios Supremo. “En el caso de este hombre (Cristo) se contabilizan más digno de gloria que Moisés,” Heb. 3:3. Si Cristo fuera Dios Todopoderoso, no tendría punto de comparación con un ser humano.
  2. Cristo es representado como el siervo, el elegido, el amado de Dios, y el destinatario del espíritu de Dios. “He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él,” Mateo 12:18. ¿Es Dios siervo de él mismo, elegido llamado de él mismo, y receptor de sí mismo? No puede ser.
  3. Cristo mismo declara expresamente que es a consecuencia de su obediencia al Padre, que el Padre estaba con él y no lo dejaba solo. “Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada”, Juan 8:29.
  4. De él se dice que “crecía en sabiduría …y en gracia para con Dios y los hombres,” Lucas 2:52. ¿Puede Dios crecer en sabiduría y favor ante él mismo?
    86. Cristo dice de sí mismo como uno que había recibido órdenes del Padre. “El Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar,” Juan 12:49.
  5. Porque él es representado como obedeciendo al Padre, y “obediente hasta la muerte”, Filipenses 2:8. “Lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho,” Juan 12:50. “Yo he guardado los mandamientos de mi Padre,” Juan 15:10.
  6. Cristo, “aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia”; y a través de sufrimientos fue “perfeccionadose” ante Dios, Heb. 5:8,9. ¿Necesita/puede Dios aprender algo? ¿Necesita/puede Dios perfeccionarse?

XXII. ¿DIOS TIENE HERMANOS?

  1. De Cristo se dice en las Escrituras que es el primogénito entre muchos hermanos. Rom. 8:29.
  2. Cristo llama a todo el que obedece a Dios su hermano. “Todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.” Mat. 12:50. ¿Podemos ser hermanos de Dios? ¿o incluso madre de Dios?
  3. Cristo ofrece a los fieles la distinción y el honor que él mismo tiene con el Padre. “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono”, Rev 3: 21. Si Cristo ocupa un trono igual que su Padre, ¿los que vencen también?

XXIII. HEREDERO DE DIOS

  1. Dios, en los últimos años, habló por su Hijo, y lo nombró heredero de todas las cosas, Heb. 1:2. ¿Una parte de Dios nombró a otra parte de Dios heredero?
  2. Cristo es el primogénito de los muertos. Apocalipsis 1:5.

XXIV. EL PESO DE LA EVIDENCIA

  1. En el Nuevo Testamento hay diecisiete pasajes, en el que el Padre es llamado único o sólo Dios, mientras que no hay ni un solo pasaje en el que el Hijo es llamado así.
  2. Hay 320 pasajes en los que el Padre es absolutamente, y por eminencia, llamado Dios, mientras que no hay uno en el que el Hijo es llamado así.
  3. Hay 105 pasajes en los que al Padre se le llama Dios, con títulos y epítetos, mientras que el Hijo no es llamado así ni una vez.
  4. Hay 90 pasajes en el que se declara que todas las oraciones y alabanzas deben ser ofrecidas a Él, y que todo debe ser en última instancia dirigida a su honor y gloria, mientras que del Hijo no se hace jamás esa declaración.
  5. Hay alrededor de 1300 pasajes en el Nuevo Testamento donde la palabra Dios es mencionada, y no implica necesariamente la existencia de más de una persona en la Divinidad, o que ésta sea otra que el Padre.
  6. Los pasajes en que el Hijo es declarado, claramente o por implicación, subordinado al Padre, que se deriva de él, recibiendo de él su poder divino, y actuando en total acuerdo a su voluntad, son en número más de 300.

XXV. CONCLUSIÓN.

  1. La Biblia enseña clara, llana, simple y sencillamente la supremacía del Padre, y la inferioridad del Hijo. Esta es la doctrina predominante en TODO el Nuevo Testamento, en todos los textos que hablan de Dios y de Jesucristo. Es cierto, hay unos cuantos textos que pudieran a primera vista dar la impresión de que hablan de Cristo como Dios o igual a Dios; pero estos son escasos, poco claros y algunos de ellos tienen diferentes posibilidades de traducción y de interpretación. ¿Qué haremos? ¿Basar nuestras creencias sobre unos cuantos textos difíciles, o sobre la evidencia predominante en TODA la Escritura?

Con información de: “100 razones por las que no creo en la Trinidad” – Cornyth
http://testigosenlinea.blogspot.com/2008/08/100-razones-por-las-que-no-creo-en-la.html


Para una mayor información visite los siguientes enlaces:

About meschareth

Meschareth. Un simple ministro, de la “buenas nuevas”. Cree sinceramente en el mensaje bíblico y ha estudiado las escritura a la luz de diversos razonamientos. Reconoce las verdades explícitas e implícitas de la Biblia y tiene el deseo de compartirlas en este espacio. Su fe en las Escrituras lo ha llevado desde hace años a predicar sus creencias en asociación de millones de cristianos por todo el mundo bajo el liderazgo de Cristo como Testigo De Jehová. Si usted está interesado en la obra de los Testigos de Jehová en Cuba, le invito a que los contacte en: Ave. 15 No. 4608. Municipio Playa. Habana. También en las calles, Salones del Reino y/o lugares de reunión. Los testigos cristianos de Jehová estarán complacidos en ayudarle a conocer el Único Dios verdadero Jehová y a su Hijo Jesucristo y así poder disfrutar de una vida con propósito y esperanza.
Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *