En la Shemá: ¿Es Jehová el Dios de Israel una trinidad?

”Escucha, oh Israel: Jehová nuestro Dios es un solo Jehová.” (Deuteronomio 6:4).*

Este texto del Pentateuco bíblico es bien conocido desde lo antiguo por el pueblo hebreo como la Shemá o  confesión de fe judía. Ahora bien: ¿Contiene esta declaración de fe judía, tan siquiera un rasgo de  la Trinidad, doctrina que hoy se venera y adora dentro de la crisitiandad? Veamos que nos enseñan las Santas Escrituras.

Jehová gobierna desde su trono celestial. jw.org

Representación artística de Jehová Dios reinando desde su trono celestial.

La declaración de Moisés

Cuando los israelitas que estaban en los umbrales de la Tierra Prometida, Moisés declaró: “Escucha, oh Israel: Jehová nuestro Dios es un solo Jehová. (Deuteronomio 6:4) ¿Qué quiso decir Moisés con esas palabras? ¿Qué significaron esas palabras para los Israelitas? ¿Qué significan para nosotros hoy?

Antes de responder a estas preguntas, bien vale la pena examinar el punto de vista de las personas que afirman que la declaración de Moisés significa que Dios es una “trinidad” de tres personas coiguales, coeternas, combinadas en un solo Dios.

En busca de prueba recurren al vocablo que se vierte “Dios” (hebreo: אֱלֹהִים  ʼelo·hím), que en hebreo está en plural. De esto suponen que la forma plural de ʼelo·hím indica que Dios es más de una sola persona. Tratan de conseguir apoyo adicional para esta opinión de la palabra hebrea que se tradujo “un solo” (hebreo: אֶחַד ehhad). De vez en cuando los escritores bíblicos usaron este término para una unidad de más de una sola persona, como en el caso del esposo y la esposa que son “una sola carne.” (Génesis 2:24) Con esto como base se arguye que la expresión “un solo Jehová” significa un “unidad compuesta” de tres personas en una sola.

Significados de ʼelo·hím y ehhad

Consideremos la aserción ʼelo·hím, la palabra en plural del hebreo que es usada para Dios:

De ningún modo ʼelo·hím tiene que indicar que Dios es más que una sola persona. A menudo una palabra plural en hebreo designa una sola cosa o persona. Por ejemplo: Al rey persa se le designa en varios pasajes de las Escrituras Hebreas-Arameas con el plural melakhim ‘reyes,’ es decir, El Gran Rey, y al Imperio Persa con el plural mamlakhoth, ‘reinos,’ es decir, El Gran Reino.”

En las Escrituras Hebreas la palabra ʼelóh·ah (dios) tiene dos formas plurales, a saber, ʼelo·hím (dioses) y ʼelo·héh (dioses de). Por ejemplo, elohim, aparece 35 veces en el relato de la creación de Génesis refiriéndose a Jehová, y en cada caso se traduce en singular, “Dios”. ¿Indican una Trinidad esa forma plural? No, no lo hace. ʼElo·hím, cuando se refiere a Jehová es lo que los gramáticos llaman el plural mayestático, o sea que denota la plenitud de fortaleza divina, la suma de los poderes que Dios despliega”.

Aaron Ember escribe en The American Journal of Semitic Languages and Literatures (Tomo XXI, julio de 1905):

“Se han propuesto varias teorías para explicar el uso de la forma plural elohim como designación del Dios de Israel. La menos verosímil es la opinión de los antiguos teólogos, comenzando con Peter Lombard (siglo XII), de que en la forma plural tenemos una referencia a la Trinidad. . . . El hecho de que el lenguaje del V[iejo] T[estamento] ha rechazado enteramente la idea de pluralidad en elohim (en cuanto se aplica al Dios de Israel) lo muestra especialmente el hecho de que casi invariablemente se le construye con un predicado verbal en singular, y lleva un atributo adjetival en singular. . . . más bien, hay que explicar elohim como un plural de intensidad, que denota grandeza y majestad, y es igual a El Gran Dios. Tiene el mismo sentido que los plurales adonim [“amo”] y baalim [“dueño,” “señor”] que se emplean con referencia a seres humanos.”

Por otra parte, ʼelo·hím no significa “personas”, sino “dioses”. Por eso, los que afirman que esa palabra da a entender una Trinidad se convierten en politeístas, adoradores de más de un solo Dios. ¿Por qué? Porque el término significaría que habría tres dioses en la Trinidad. Pero casi todo apoyador de la Trinidad rechaza el punto de vista de que la Trinidad se componga de tres dioses distintos. No hay base alguna para argüir que por ser plural el vocablo hebreo elohim Dios es más de una sola persona. En realidad, en todo caso alocado con respecto a Jehová, los trinitarios solo podría ir en contra de sus propias creencias y en contra de la Shemá de Deuteronomio 6:4, haciéndose politeístas.

¿Qué hay acerca de la afirmación de que la palabra hebrea ehhad, traducida “un solo” en Deuteronomio 6:4, indica que Dios es una combinación de más de una sola persona? Esto también carece de fundamento sólido, puesto que en las Escrituras ehhad a menudo significa uno con exclusión de otros. Por ejemplo: “Existe uno solo, pero no el segundo”; “mejores son dos que uno; una sola hay que es mi paloma, mi inculpable. Una sola hay que pertenece a su madre.” (Eclesiastés. 4:8, 9; Cantar de Cantares 6:9).

“Jehová nuestro Dios es un solo Jehová”

Ahora podemos volver a las preguntas que se formularon al principio de este artículo: ¿Qué significa la declaración: “Jehová nuestro Dios es un solo Jehová”?

El contexto revela que Moisés acababa de repasar los Diez Mandamientos a “todo Israel.” (Deu. 5:1-22) El primero de esos mandamientos le decía a Israel: “Nunca debes tener otros dioses contra mi rostro.” (Deuteronomio 5:7) Al declarar que el Dios de Israel era “un solo Jehová,” Moisés evidentemente se oponía a dos aspectos de la adoración falsa que rendían las naciones gentiles. ¿Cómo es eso?

Ante todo, esas naciones eran politeístas, adoraban a muchos dioses. Además, si tomamos en cuenta Egipto, nación de donde habían salido, allí también habían decenas de dioses falsos, e incluso algunas deidades egipcias (Osiris, Isis, Horus) eran tríadas de dioses. En contraste, Israel tenía un (uno) solo Dios, Jehová. El apóstol Pablo lo expresó bien al decir: “Aunque hay aquellos que son llamados ‘dioses,’ sea en el cielo o en la tierra, así como hay muchos ‘dioses’ y muchos ‘señores,’ realmente para nosotros hay un solo Dios el Padre.” (1 Corintios 8:5, 6).

En segundo lugar, aun cuando los gentiles adoraban a un solo dios en particular, a menudo dividían al dios en numerosos aspectos, cada uno de los cuales era peculiar a cierta región. Por ejemplo, Baal era un solo dios. Pero las Escrituras revelan que las diferentes regiones tenían diferentes Baales, como el Baal de Peor en Moab, Baal-berit en Siquem y Baal-zebub en Ecrón. (Números 25:3, 5; Jueces 8:33; 2 Reyes 1:2-6.) En cuanto al efecto que esto tenía en la unidad del dios a quien se reverenciaba, a principios del siglo XIX el orientalista E. F. C. Rosenmüller señaló que “no solo [adoraban los gentiles] a muchos dioses, sino que, debido a una práctica religiosa tonta, hasta un mismo dios era venerado como si hubiera sido multiplicado por nombres diferentes en muchos otros dioses vastamente diferentes.” Cuando la gente de diferentes regiones adoraba a diferentes “Baales,” cada uno con sus propias peculiaridades, era como si Baal fuera muchos dioses. Una obra de consulta de tiempos más recientes lo ilustra así:

“Las muchas representaciones ‘locales’ de la adoración de Baal pudieran compararse con las de la adoración católica romana de María. Tal como se puede hablar de Notre Dame (Nuestra Señora) de París, o de Lourdes, o del Norte, también se puede hablar del Señor [Baal] de Sapán, o de Sidón, o de Ugarit, aunque se está pensando sencillamente en variaciones de una sola figura.”—Theological Dictionary of the Old Testament, Tomo II (1975), pág. 186.

En oposición a tales supersticiones, Moisés declaró que el Dios de Israel era “un solo Jehová.” Esto significó que Jehová era el solo y único Dios, y debía ser adorado como uno solo, no como dividido en grupos o aspectos, o ‘Jehovás’ locales, como sucedió con “los Baales.” (Jueces 2:11; 3:7; 8:33).

La Shemá no enseña una trinidad

De modo que, en la Shemá Jehová nuestro Dios NO es una trinidad; El es una persona única y real; aun cuando escape de nuestra imaginación comprender su tremenda forma espiritual y su gloriosa energía y, poder sempiterno. (Romanos 1:20.)

La trinidad es una enseñanza falsa que proviene del paganismo más antiguo y está en total oposición a la persona de Jehová. No existe un episodio bíblico que demuestre que la trinidad sea una verdad de Dios. Todo lo contrario, en la Shemá, como en toda la Biblia, Jehová Dios se da a conocer como el “un solo Jehová”, el Único Dios Verdadero y Todopoderoso. (Juan 17:3; Revelación [Apocalipsis 21:22.) Jesús, el propio Hijo de Dios, así también lo declaró y nos recordó que  Jehová nuestro Dios es  “un solo Jehová” y, merece toda nuestra adoración y servicio sagrado.

Sus palabras fueron:

““El primero [de los mandamientos] es: ‘Oye, oh Israel, Jehová nuestro Dios es un solo Jehová.  (Marcos 12:29).

““¡Vete, Satanás! Porque está escrito: ‘Es a Jehová tu Dios a quien tienes que adorar, y es solo a él a quien tienes que rendir servicio sagrado’”.” (Mateo 4:10; vea Lucas 4:8).


Se ha usado informción de: ¡Despertad! 22/3/1979 págs. 27-28  “Un solo Jehová”… ¿en qué sentido?
A menos que se indique lo contrario las citas bíblicas son tomadas de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras con referencias de 1987

About meschareth

Meschareth. Un simple ministro, de la “buenas nuevas”. Cree sinceramente en el mensaje bíblico y ha estudiado las escritura a la luz de diversos razonamientos. Reconoce las verdades explícitas e implícitas de la Biblia y tiene el deseo de compartirlas en este espacio. Su fe en las Escrituras lo ha llevado desde hace años a predicar sus creencias en asociación de millones de cristianos por todo el mundo bajo el liderazgo de Cristo como Testigo De Jehová.
Si usted está interesado en la obra de los Testigos de Jehová en Cuba, le invito a que los contacte en: Ave. 15 No. 4608. Municipio Playa. Habana. También en las calles, Salones del Reino y/o lugares de reunión. Los testigos cristianos de Jehová estarán complacidos en ayudarle a conocer el Único Dios verdadero Jehová y a su Hijo Jesucristo y así poder disfrutar de una vida con propósito y esperanza.

Tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to En la Shemá: ¿Es Jehová el Dios de Israel una trinidad?

  1. Nelson Grasso says:

    Bien hermano, muy buen artículo, lo felicito nuevamente. Hermano, quisiera pedirle algo si usted puede: ¿Pudiera utilizar este artículo muy acorde al tema para seguir en ciertas ocasiones el debate con edo?

    • meschareth says:

      Buenos días hermano Nelson
      Por supuesto que si
      Puede hacer lo que usted desee.
      Saludos y bendiciones.

  2. Nelson Grasso says:

    Gracias mis apreciados hermanos, los valoro y quiero con todo mi corazón. Y estoy muy contento de poder tenerlos hoy sábado por la mañana.

    • meschareth says:

      Gracias Nelson. Nosotros somos del mismo pensar y sentir que usted. Lo queremos y también apreciamos toda su sincera labor en el Blog y en la predicación del reino de Dios.