¿Puede una persona homosexual acercarse a Dios?

¿Qué dice la Biblia de la homosexualidad?. jw.org¿Puede una persona homosexual acercarse a Dios y recibir sus bendiciones ahora y para siempre?

¿Qué contestaría usted?

  1. __ Si

  2. __No

  3. __Quizás

Independientemente de lo que usted conteste o crea, es bueno que analicemos esta cuestión, como todas, a la luz de la Biblia.

Primero: ¿Quiénes pueden acercarse a Dios?

La respuesta que da la Biblia es lo que nos importa en estos momentos. Porque nosotros podemos tener un punto de vista distorsionado o aberrado del asunto.

La intimidad con Jehová solo es posible porque nuestro Dios amoroso ha dado dos pasos importantes (Salmo 25:14).* En primer lugar, Jehová dispuso que Jesús “[diera] su alma en rescate en cambio por muchos” (Mateo 20:28). Tal sacrificio redentor hace posible que nos acerquemos a Dios. “En cuanto a nosotros, amamos, porque él nos amó primero”, declara la Biblia (1 Juan 4:19). La Palabra de Dios enseña que en su infinita misericordia y amor Jehová Dios envió a Su amado Hijo Jesucristo al mundo, como dádiva (regalo) para que todos los que ejercieran fe alcanzaran vida eterna. (Juan 3:16.) De modo que, puesto que él “nos amó primero”, sentó las bases para que gozáramos de su amistad. Esto significa, que, cuando aun no somos merecedores de nada, por medio de Jesús podemos ejercer fe y estar en comunión con Dios; bien cerca de Él para salvación. La Escritura dice: “Por consiguiente, él [Jesucristo] también puede salvar completamente a los que están acercándose a Dios mediante él, porque siempre está vivo para abogar por ellos.” (Hebreos 7:25).

En segundo lugar, Jehová nos ha revelado su modo de ser. Toda amistad se basa en conocer a fondo a la persona y apreciarla por sus virtudes. Piense en lo que esto implica. Si Jehová fuera un Dios escondido e inaccesible, jamás podríamos aproximarnos a él. Sin embargo, lejos de ocultarse de nosotros, quiere que lo lleguemos a conocer (Isaías 45:19). Y al revelarse a sí mismo en su Palabra, la Biblia, en términos que nos resultan comprensibles, no solo demuestra que nos ama, sino también que desea que lo conozcamos y lo amemos como nuestro Padre celestial.

Sin embargo, hay quienes se sienten indignos para recibir dicho regalo de Dios. Temen que Dios esté tan alto (moral o espiritualmente) que nunca puedan acercarse a él o que siquiera le importen. ¿Es correcta esta idea? La Biblia enseña todo lo contrario, pues afirma que Jehová “no está muy lejos de cada uno de nosotros” (Hechos 17:27). Incluso nos hace esta invitación: “Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes” (Santiago 4:8). De modo que todos podemos acercarnos a Dios si lo deseamos de corazón.

Segundo: ¿Cómo podemos nosotros acercarnos a Dios?

Después que Jehová Dios por medio de  Jesús nos otorgara la posibilidad de acercarnos a Él, cabría preguntarnos: ¿Y nosotros no hemos de hacer nada? ¿Es acaso que debemos quedarnos inactivos, sin esforzarnos para que se note nuestro agradecimiento a Dios y a Cristo por lo hicieron por nosotros?

Cuando el discípulo Santiago escribió “acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes” estaba haciendo una clara distinción entre lo que podemos hacer nosotros y lo que hace Dios para que se dé un acercamiento real entre las dos partes.

Al decir del discípulo debemos por fe  obrar de manera que se note que estamos acercándonos a Dios. Que Jehová Dios lo note, para que El así se nos acerque. No olvidemos que Jehová Dios es el responsable directo de que esto pueda suceder. El dio los primero pasos  en éste acercamiento: El brindó el Camino, a Jesús. (Juan 14:6). Y nos ha revelado su modo de ser: Nos ha dado Su Palabra, la Biblia, para que le conozcamos con verdad. (Juan 17:3).

Al leer Santiago 4:8, podemos entender de qué se trata este acercamiento, que es lo que tenemos que hacer para evidenciar que nos estamos acercando a Dios.

Lo primero que Santiago pasa a decir es: “Límpiense las manos, pecadores”.

¿Qué significan estas palabras? Que no podemos estar contaminados con malos hechos de conducta. Las manos, son la representación de nuestros actos y hechos; pero también son los miembros con los que en conducta de actos santos rendimos adoración sagrada a Dios. De modo que no podemos tener nuestras manos sucias de prácticas que Dios considera pecaminosas e inmundas si deseamos  acercarnos a Dios. Es imposible que podamos acercarnos a Dios si practicamos el pecado. Por tal motivo Dios nunca se acercará a nosotros.

Santiago continúa: “Purifiquen su corazón, indecisos”. Siendo indecisos jamás podremos alcanzar nada de Dios. (Santiago 1:7,8.) En nuestra adoración a Jehová no hay lugar para vacilaciones ni indecisión cuando resistimos a Satanás. No podemos darnos el lujo de arriesgar la integridad mediante ver cuánto podemos acercarnos a la línea fronteriza entre el bien y la iniquidad. Nuestro ‘odio de lo que es malo’ debe ser completo. (Salmo 97:10.) El corazón es el asiento de los motivos. El propio Jesús, refiriéndose al corazón figurativo había dicho: “Sin embargo, las cosas que proceden de la boca salen del corazón, y esas cosas contaminan al hombre. Por ejemplo, del corazón salen razonamientos inicuos, asesinatos, adulterios, fornicaciones, hurtos, testimonios falsos, blasfemias.” (Mateo 15:18, 19.) Todos aquellos que quieran acercarse a Dios deben purificar sus corazones, manteniéndolos limpios de toda contaminación inicua. Jamás deben como “indecisos” vacilar entre la amistad con Dios y la amistad con el mundo. ‘Pues cuando uno sabe hacer lo que es correcto y no lo hace es un pecado’. (Santiago 4:4, 17).

Todo lo expuesto deja bien claro que para acercarnos a Dios, todos, tenemos que trabajar y esforzarnos por hacer lo que es correcto, limpios de prácticas pecaminosas y con un corazón completo para Jehová. Ahora podemos responder la pregunta del título de éste artículo.

¿Puede una persona homosexual acercarse a Dios?

Sí, por supuesto que puede, pero como todos, al proceder de un mundo en conflicto con Dios (Santiago 4:4); debe ‘limpiar sus manos y purificar su corazón’. Debe hacer lo que es correcto desde el criterio de nuestro Dios.

Puesto que un ladrón, por ejemplo, no puede acercarse a Dios mientras practica el robar o hurtar, así tampoco un fornicador puede acercarse a Dios mientras practica la fornicación. La fornicación, griego: por·néi·a (πορνεία), es según la Biblia, toda relación sexual ilícita que se encuentre fuera del matrimonio entre un hombre y una mujer. La Palabra de Dios, no el punto de vista humano, enseña que quienes no se arrepienten de sus pecados y se vuelven para ser perdonados por Jehová, no entraran en el reino de Dios. (Isaías 55:6; 1 Corintios 6:9-11).

Un hombre ciego, a quien Jesús había curado milagrosamente con gran verdad dijo a sus inquisidores:”Sabemos que Dios no escucha a pecadores, pero si alguien es temeroso de Dios y hace su voluntad, a este escucha.” (Juan 9:31.) Efectivamente, Jehová Dios jamás se acercará a personas que practican o viven lo que Él considera pecado. No obstante, a quienes sí hacen su voluntad, El les escucha, se les acerca.

La homosexualidad, está entre las preferencias o prácticas y actos carnales pecaminosos que Jehová odia. Pero Jehová Dios NO odia a las personas. Sin importar cuál sea la  vida o el pecado de las personas, Dios ya hizo todos los ajustes necesarios demostrando un profundo amor para que puedan acercarse a Él. Sin embargo, para poder acercarnos a Dios, todos los que de una forma u otra queremos hacerlo, debemos evitar esos procederes que Jehová detesta. (1 Corintios 6:9,10; Efesios 5:3,4)  Es más, debemos odiar lo que Dios considera malo. Y de esta manera también heredar las bendiciones del Reino de Dios. (Proverbios 8:13; Romanos 12:9; 13:13).


A menos que se indique lo contrario las citas bíblicas son tomadas de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras con referencias de 1987
Tagged , , , . Bookmark the permalink.

About meschareth

Meschareth. Un simple ministro, de la “buenas nuevas”. Cree sinceramente en el mensaje bíblico y ha estudiado las escritura a la luz de diversos razonamientos. Reconoce las verdades explícitas e implícitas de la Biblia y tiene el deseo de compartirlas en este espacio. Su fe en las Escrituras lo ha llevado desde hace años a predicar sus creencias en asociación de millones de cristianos por todo el mundo bajo el liderazgo de Cristo como Testigo De Jehová.
Si usted está interesado en la obra de los Testigos de Jehová en Cuba, le invito a que los contacte en: Ave. 15 No. 4608. Municipio Playa. Habana. También en las calles, Salones del Reino y/o lugares de reunión. Los testigos cristianos de Jehová estarán complacidos en ayudarle a conocer el Único Dios verdadero Jehová y a su Hijo Jesucristo y así poder disfrutar de una vida con propósito y esperanza.

21 Responses to ¿Puede una persona homosexual acercarse a Dios?

  1. dcruz says:

    Genial el “trueque”.. yo me porto bien, me visto de mangas largas, hablo bien, hago el “bien” y “Jehová” Dios se acerca a mi! genial 😉

    • meschareth says:

      Buenos días @dcruz
      Es un placer que usted esté por aqui y nos deje su parecer.
      Bueno… supongamos que usted ha leído completamente y entendido bien el artículo.
      Por el sarcasmo que vislumbramos en su comentario; discúlpenos si no es así, díganos: ¿Dónde está el problema? ¿Dónde encuentra usted lo incorrecto de lo que se ha escrito?

      Saludos
      Saludos

      • dcruz says:

        Cito:
        “Al decir del discípulo debemos por fe obrar de manera que se note que estamos acercándonos a Dios. Que Jehová Dios lo note, para* que El así se nos acerque. ”
        *:nótese la palabra PARA, de forma condicional

        Personalmente creo que hay que ser cuidadosos con esto.. fácilmente podemos caer en una forma de “autojustificación” por obras, si yo tengo que, por fé claro, hacer que “Jehová” note, se de cuenta, me vea, que estoy haciendo algo para que entonces el se acerque a mi.. realmente no sería por fe, sino por méritos propios, el ve mi obra, entonces se acerca.. el ve mi “esfuerzo”.. tampoco digo que sea todo lo contrario, que no haya un “esfuerzo” en Cristo…

        • meschareth says:

          Veamos, tu razonamiento tiene buena lógica y te agradezco que lo hayas escrito.
          El artículo primeramente dice:
          La intimidad con Jehová solo es posible porque nuestro Dios amoroso ha dado dos pasos importantes (Salmo 25:14). En primer lugar, Jehová dispuso que Jesús “[diera] su alma en rescate en cambio por muchos” (Mateo 20:28). Tal sacrificio redentor hace posible que nos acerquemos a Dios. “En cuanto a nosotros, amamos, porque él nos amó primero”, declara la Biblia (1 Juan 4:19). La Palabra de Dios enseña que en su infinita misericordia y amor Jehová Dios envió a Su amado Hijo Jesucristo al mundo, como dádiva (regalo) para que todos los que ejercieran fe alcanzaran vida eterna. (Juan 3:16.) De modo que, puesto que él “nos amó primero”, sentó las bases para que gozáramos de su amistad.”
          O sea, Jehová por medio de Jesús tomo la iniciativa de poner el camino de acercamiento a El. Esperamos que concordemos hasta aqui.
          Luego el artículo pasa a decir que, además, Jehová Dios nos ha dado la Biblia para que le conozcamos y sepamos que pide El de nostros. Ok
          Con estas dos ideas en mente es que se pasa a dar respuesta primero general y luego puntual al asunto que se trata en el artículo; a saber, si una persona homosexual pudiera o no acercarse a Dios.

          AL leer Santiago Santiago 4:8 ¿qué se lee?

          RV 1865 Allegáos a Dios, y él se allegará a vosotros. Pecadores, limpiád las manos; y vosotros de doblado ánimo, purificád los corazones.”
          RV 1960 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.”
          Biblia de Jerusalén Acercaos a Dios y él se acercará a vosotros. Purificaos, pecadores, las manos; limpiad los corazones, hombres irresolutos.”
          TNM 1987 Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. Límpiense las manos, pecadores, y purifiquen su corazón, indecisos.”

          Los anteriores ejemplos de Santiago 4:8 leidos desde diferentes versiones de la Biblia dicen lo mismo. Enseñan que debemos dar ese paso de acercarnos a Dios, para que El se nos acerque. Por supuesto ya Jehová Dios por medio de Jesús puso el fundamente de esta norma.
          No creemos que hayamos escrito nada impropio.

          saludos
          De todas maneras agradecemos su comentario

        • alianjesus says:

          Mi amigo debes recordar que les testigos son monergistas en la salvación, ellos creen en salvación por obras, típico de las sectas 🙁

          • meschareth says:

            Buenos días @alianjesus
            Es de muy mal gusto ponerle etiquetas a la gente.
            De que seamos una secta, no creemos que esté usted muy informado, con todo ese copy and paste de su sitio con referencia a los testigos de Jehová. No obstante, si quiere llamarnos secta no hay problema con eso; en realidad somos continuadores de aquellos a los que los judíos y otros en el siglo I EC llamaron despectivamente “secta de los nazarenos” (Hechos 24:5), o “esta secta” (Hechos 28:22). O también, como eran conocidos los del “Camino”. (Hechos 9:2.) Los del “Camino” porque siempre estaban en los caminos predicando; de ciudad en ciudad, de aldea en aldea, de casa en casa, y en el Camino que lleva a vida a eterna: Jesucristo. (Juan 14:6.) “Camino” al que perteneció Saulo de Tarso, apóstol Pablo hasta su muerte; pero que primero persiguió a muerte. (Hechos 22:4).
            En cuanto a la Salvación en la que nosotros creemos aqui le dejo dos artículos por si le interesa leer antes de hablar de los demás:

            La salvación de Dios mediante su Cordero
            “Obrando nuestra propia salvación” hasta el fin

            Saludos

          • dcruz says:

            @Alian: see see, lo sé, pero bueno..

            @Meschareth: el título del 2do artículo que propones me suena a “pagándole a Dios el favor de mi propia salvación con mis obras” 😉

            • meschareth says:

              @dcruz
              Los artículos se los propuse personalmente a @alianjesus.
              Pero si los desea leer hágalo; el 2do esta basado en Fili. 2:12, 13, 16.
              VM. Flp 2:12 “De manera que, amados míos, conforme habéis obedecido siempre, no sólo como en mi presencia, sino antes mucho más ahora en mi ausencia, llevad a cabo la obra de vuestra misma salvación, con temor y temblor;”
              Flp 2:13 “porque Dios es el que obra en vosotros, así el querer como el obrar a causa de su buena voluntad.”
              Flp 2:16 “extendiendo a todos la palabra de vida; para que yo me regocije en el día de Cristo, de que no he corrido en vano, ni trabajado en vano.”

              RV 1865 Flp 2:12 “Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, mas aun mucho más ahora en mi ausencia, obrád vuestra propia salud con temor y temblor.”
              Flp 2:13 “Porque Dios es el que en vosotros obra, así el querer como el hacer, según su buena voluntad.”
              Flp 2:16 “Reteniendo la palabra de vida; para que yo pueda gloriarme en el día de Cristo, de que no he corrido en vano, ni trabajado en vano.”

              TNM 1987 Filipenses 2:12, 13 “Por consiguiente, amados míos, tal como siempre han obedecido, no durante mi presencia solamente, sino ahora con mucha más prontitud durante mi ausencia, sigan obrando su propia salvación con temor y temblor;  porque Dios es el que, por causa de [su] beneplácito, está actuando en ustedes a fin de que haya en ustedes tanto el querer como el actuar.”
              Filipenses 2:16 “teniendo la palabra de vida asida con fuerza, para que yo tenga causa para alborozarme en el día de Cristo: que no corrí en vano, ni trabajé duro en vano.”

              Dicho sea de paso, nos gustaria saber como entienden ustedes esas palabras inspiradas del apóstol Pablo.

              Saludos

  2. Nelson Grasso says:

    Haber dcruz, creo haber entendido su comentario, y me parece que usted entendió mal el asunto, no piense que Jehová se acercará a nosotros con tan solo aparentar algo superficial, o por hacer algún cambio rápido sin más ni más. Lo que está transmitiendo el artículo es que Jehová da a todos la oportunidad de arrepentirse y ser sus siervos.

    En Hechos 2:38 Pedro les dijo a los varones de Israel, quienes tenían culpa por la muerte de Jesús de la siguiente manera: “Arrepiéntanse, y bautícense cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados, y recibirán la dádiva gratuita del espíritu santo.”
    Y en el caso de los Homosexuales la Biblia habla lo siguiente:
    1 Corintios 6:9: “!Qué! ¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se extravíen. Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, NI HOMBRES QUE SE ACUESTAN CON HOMBRES, ni ladrones, ni personas dominadas por la avidez, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios”.
    Los que manifiesten todas estas características y no decidan cambiar no van a heredar el Reino de Jehová mi amigo.
    Note ahora lo que especifica el versículo 11:
    “Y, sin embargo, eso era lo que alguno de ustedes eran. Pero ustedes han sido lavados, pero ustedes han sido santificados, pero ustedes han sido declarados justos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo y con el espíritu de nuestro Dios”.
    Muchos siervos de Jehová han sido de todo un poco por así decirlo mi amigo, pero han cambiado consecuentemente su forma de ser, pensar y actuar en armonía con los principios bíblicos debido a su amor por Jehová. Pero ese cambio debe ser trascendental y evidente en todo aspecto de la persona amigo, solo así Jehová nos aceptará como sus siervos, sino es así (reflejando como ejemplo al homosexual) Jehová no se acercará a la persona.

  3. Nelson Grasso says:

    Bueno dcruz, nuevamente entendió mal. Mi hermano meschareth se refiere en su segundo comentario hacia usted, que Jehová se acercará a las personas solo si ellas saben, conocen y aplican que pide Él de nosotros, creo que debes profundizar más en conocer el significado de acercarse a Dios. En el caso del homosexual este acercamiento significa entre otras cosas arrepentirse y cambiar consecuentemente su forma de ser como le expliqué en el comentario anterior.

    dcruz: [@Meschareth: el título del 2do artículo que propones me suena a “pagándole a Dios el favor de mi propia salvación con mis obras”]
    En realidad no entiendo a qué se refiere usted con esa expresión y que tiene que ver con el artículo.
    Saludos

  4. meschareth says:

    Es bueno no fomentar debates por espíritu de contradicción o algun tipo de reto. No es cristiano. (Filipenses 1: 15-17).
    Saludos.

    Pd./ Este mensaje es para tenerlo siempre presente, pero es especialmente dedicado a los que gustan fomentar los debates caracterizados por la búsqueda de prominencia, contradicción o ganar retos.

  5. Nelson Grasso says:

    Muy buena aclaración hermano, existen muchas personas que comentan en nuestro sitio con el objetivo de contradecir las enseñanzas bíblicas y no con el de dar sus sinceras opiniones o mencionar sus dudas, muy bien aclarado con base bíblica.

  6. Amanda says:

    Tengo una duda,por favor pudieran aclararme,si Dios creo al hombre,quien es el culpable de que alguien nazca homosexual,pues conozco algunas personas que nacieron asi, no lo son por moda o porque quieren, de hecho sufren por sr asi, pero no pueden cambiar.

    • meschareth says:

      @Amanda
      Sea usted bienvenida a NuevoMundo. Gracias por comentar en nuestras páginas. Le daremos el criterio de la Biblia.

      Lo cierto es que se nos hizo macho o hembra. Y para Dios cuando terminó la creación humana todo “era muy bueno”, lo cual significaba sin duda que era perfecto. En el propósito de Dios con los seres humanos no estaba incluida la conducta homosexual, esta naturalmente no permite la procreación, que fue uno de los primeros mandamientos de Dios al hombre y a la mujer.(Génesis 1:27,28,31; Deuteronomio 32:4.) Luego, la primera pareja humana pecó por voluntad propia y contrajo imperfección, enfermedades y muerte, dándoselos como herencia a sus descendientes hasta hoy. (Génesis 2:15-17; 3:3; Romanos 5:12).

      Su inquietud puedieramos enfocarla de la siguiente manera:

      ¿Es cruel la postura bíblica?

      ¿Qué se puede decir de quienes tienen inclinaciones homosexuales? ¿Nacieron así? ¿Sería cruel decir que sus actos y deseos son incorrectos?

      Aunque la Biblia no habla de los aspectos biológicos de la homosexualidad, reconoce que hay características que pueden estar muy arraigadas en una persona. No obstante, si deseamos agradar a Dios, la Biblia dice que hay determinados comportamientos que deben evitarse, incluidas las prácticas homosexuales (2 Corintios 10:4, 5).

      Hay quienes piensan que la postura bíblica es cruel. Pero ese razonamiento parte de la creencia de que debemos seguir nuestros impulsos o de que los impulsos sexuales en particular son tan importantes que no se deben ni se pueden controlar. Sin embargo, la Biblia dignifica a los seres humanos cuando afirma que sí pueden controlar esos impulsos. Los animales actúan por instinto, pero los humanos mentalmente capacitados podemos decidir qué hacer y qué no hacer (Colosenses 3:5).

      Quienes deseaban hacerse cristianos en el siglo primero tenían antecedentes y estilos de vida muy diferentes, y algunos tuvieron que efectuar cambios sorprendentes en su vida. Por ejemplo, después de referirse a los fornicadores, idólatras, adúlteros y homosexuales, la Biblia añade: Eso era lo que algunos de ustedes eran (1 Corintios 6:9-11).

      Saludos

      • Nelson Grasso says:

        Buenas Tardes mis hermanos
        hermano Orozco ¿Pudo leer el correo que le envié?

        Saludos

        • meschareth says:

          No aún no mi hermano Nelson. Hoy no hemos revisado el correo.
          Pero lo haremos en unos minutos.
          Gracias por escribirnos.
          Saludos

  7. Amanda says:

    Entonces,Dios que hizo a esas personas con esas ¨características arraigada¨,sugiere,propone,manda,que un ser humano con esas características arraigadas,viva en la hipocresía o la frustración,a veces sintiendo culpa de algo de lo que no son culpables?el acto sexual debe ser algo pleno,que de gusto, placer, entonces porque vivir evitando lo que él hizo inevitable,no entiendo de veras que no,gracias por su amabilidad, y bienvenida

    • meschareth says:

      @Amanda
      Buenos días
      Al parecer usted no leyó bien el comentario que le pusimos. En parte decía:
      “Lo cierto es que se nos hizo macho o hembra. Y para Dios cuando terminó la creación humana todo “era muy bueno”, lo cual significaba sin duda que era perfecto. En el propósito de Dios con los seres humanos no estaba incluida la conducta homosexual, esta naturalmente no permite la procreación, que fue uno de los primeros mandamientos de Dios al hombre y a la mujer.(Génesis 1:27,28,31; Deuteronomio 32:4.) Luego, la primera pareja humana pecó por voluntad propia y contrajo imperfección, enfermedades y muerte, dándoselos como herencia a sus descendientes hasta hoy. (Génesis 2:15-17; 3:3; Romanos 5:12).”
      Usted tiene su propio criterio y se lo respetamos. Pero la Biblia tiene el de Dios y ese debe ser aun más respetado.
      La Biblia no dice que Jehová Dios creó a personas con conductas homosexuales. Eso usted nunca lo va a encontrar en la Biblia. La imperfección entró en la que la humanidad cuando el primer pecado en Edén y, trajo consigo y con el tiempo, trastornos biológicos, enfermedad y muerte.
      No obstante, la Biblia sí dice que ese tipo de conductas como algunas otras son impropias ante Dios. Conductas en las que El siente desagrado y que ha manifestado abiertamente estar en contra de ellas. (1 corintios 6: 9,10.) Incluso quienes no se han vuelto de ese tipo de conductas han perecido por los juicios de Dios, pero nunca sin antes haber sido advertidos y tolerados por años en algunos casos dándoles así oportunidad de arrepentimiento y volverse al proceder y conducta correctos.

      El acto sexual es bueno cuando se efectúa dentro de los límites morales que Dios ha establecido. Pero las conductas o gustos que están en conflicto con la Biblia nunca serán buenos desde el punto de vista de Dios o de Jesucristo.

      Pongamos un ejemplo de una conducta que puede parecer justificada por un lado y por el otro es totalmente criticada, renegada no solo por Dios sino también por los hombres.

      Algunos especialistas afirman que hay comportamientos, como la agresividad, que pueden tener causas biológicas. La Biblia no habla de los aspectos biológicos de la agresividad, aunque sí reconoce que hay quien es “dado a la cólera” y “entregado a la furia” (Proverbios 22:24; 29:22). Aun así, la Biblia exhorta: “Depón la cólera y deja la furia” (Salmo 37:8; Efesios 4:31).

      Pocas personas objetarían a este consejo bíblico o dirían que es una crueldad hacia quienes tienen tendencias violentas. De hecho, los mismos especialistas que creen que la violencia está arraigada en la genética se esfuerzan por ayudar a las personas violentas a controlar dicha tendencia.

      Los testigos de Jehová actuamos del mismo modo frente a cualquier conducta que esté en conflicto con las normas bíblicas, incluidas las relaciones heterosexuales entre dos personas que no están casadas entre sí. Para todos estos casos, el consejo bíblico es: “Que cada uno de ustedes sepa tomar posesión de su propio vaso [o cuerpo] en santificación y honra, no en codicioso apetito sexual (1 Tesalonicenses 4:4, 5).

      La hipocresía tiene muchos conceptos y aristas hoy día. Por eso nos gusta más ver que es lo que Dios considera hipocresía y lo que nos muestra para distinguirla. Veamos.

      Le escribimos:
      “Quienes deseaban hacerse cristianos en el siglo primero tenían antecedentes y estilos de vida muy diferentes, y algunos tuvieron que efectuar cambios sorprendentes en su vida. Por ejemplo, después de referirse a los fornicadores, idólatras, adúlteros y homosexuales, la Biblia añade: “Eso era lo que algunos de ustedes eran” (1 Corintios 6:9-11).”

      Y ahora añadimos:

      Al decir “eso era lo que algunos de ustedes eran”, ¿da a entender la Biblia que quienes habían abandonado las prácticas homosexuales nunca más tuvieron deseos homosexuales? Difícilmente, pues la Biblia también exhorta: “Sigan andando por espíritu y no llevarán a cabo ningún deseo carnal” (Gálatas 5:16).
      Fíjese en que la Biblia no dice que un cristiano jamás tendría deseos impropios. Más bien, dice que él o ella decidiría no llevarlos a cabo. Los cristianos aprenden a controlar esos deseos. No siguen pensando en ellos para evitar así llevarlos a cabo (Santiago 1:14, 15).

      De modo que la Biblia distingue entre tendencias y prácticas (Romanos 7:16-25). Alguien con inclinaciones homosexuales puede controlar sus pensamientos, igual que controlaría cualquier pensamiento que fomentara la ira, el adulterio o la codicia (1 Corintios 9:27; 2 Pedro 2:14, 15).
      Entonces algo que puede parecer hipócrita ante sus ojos, no lo es ante Dios.

      Aunque los testigos de Jehová nos regimos por el código moral de la Biblia, no imponemos nuestro punto de vista a los demás. Tampoco tratamos de que se eliminen las leyes que protegen los derechos humanos de quienes tienen un estilo de vida diferente. Nuestro mensaje es positivo, y nos esforzamos por dárselo a conocer a quien quiera escucharlo (Hechos 20:20).

      saludos

      • Amanda says:

        Ah ya,voy entendiendo,es algo asi como ponerle un chocolate a tu hijo pequeño en su cama, y decirle que no se lo coma sino lo castigaras eternamente no?todo viene por el pecado original,tiene sentido si, aunque creo que el mayor problema no fue el pecado ORIGINAL,sino las COPIAS que han hecho de el,gracias mil,bye

        • meschareth says:

          @Amanda
          Buenos días
          Pensamos que aun usted no ha entendido mucho de lo que le explicamos. Pero si eso es lo que quiere entender,…

          La Biblia deja claro que con el primer pecado la imperfección, las enfermedades y la muerte entró en la humanidad. Lo que vino después se explica a grandes rasgos de la siguiente manera: “El resultado fue que ambos [Adán y Eva] terminaron muriendo, tal como Dios les había advertido (Génesis 3:17-19). Puesto que Adán se hizo imperfecto cuando pecó, todos sus descendientes heredaron el pecado (Romanos 5:12). La situación puede compararse a un molde de hacer pan que se ha abollado o deformado debido a un golpe. ¿Cómo saldrán todos los panes que se hagan con él? Imperfectos, marcados por la misma abolladura. De igual modo, todos los seres humanos nacemos marcados por la “abolladura” de la imperfección de Adán. Esta es la razón por la que [enfermamos,] envejecemos y morimos (Romanos 3:23).”¿Qué enseña realmente la Biblia? CAPÍTULO 3: ¿Qué propósito tiene Dios para la Tierra? pár. 7.

          Hoy, aún se discute, entre científicos, si la homosexualidad, en casos aislados, sea una enfermedad o trastorno de carácter genético. La Biblia no habla de que la práctica de la homosexualidad sea por trastornos biológicos. Pero sí advierte que esa conducta es un pecado craso, tal como lo es la fornicación, el adulterio, el robo, la idolatría, etc. Y que los resultados son y serán desastrosos para quienes se ocupen en la práctica de estas conductas pecaminosas. (1 Corintios 6:9,10).

          Existen muchas más pruebas en la historia de que la conducta homosexual es más una práctica que viola lo santo desde el punto de vista de Dios, que una tendencia achacada a causa biológica. Por ejemplo: En Grecia antigua era muy común y muy “normal”, era como una moda y así también lo fue en Roma durante y después de su apogeo Imperial. Aún así, en el cristianismo no existe una sola razón para maltratar las personas que se ocupan en esas conductas. Los cristianos verdaderos, cuando encontramos a personas que desean agradar a Dios y sufren por esta conducta, le brindamos todo el apoyo y la ayuda posible mediante oración, estudio de la Biblia y consejo fundamentado en las Escrituras. Sabiendo que, quien realmente desea servir a Dios con verdad (Juan 4:24), podrá hacerlo si se lo propone.

          Por otra parte, la Biblia, por ejemplo, menciona como las ciudades de Sodoma y Gomorra y ciudades circunvecinas se ocupaban activamente en este tipo de conducta. Lo hacian “desde el muchacho hasta el viejo, toda la gente”. Era una verdadera conducta descarada y depravada en sentido general. Ese pecado estaba arraigado profundamente en aquella sociedad antigua. El resultado fue desastrosos para ellos, cuando al final, intentaron violar a personas (enviados angelicales materializados en humanos) que visitaban la ciudad. Amenazaron con hacerle lo mismo a quien los hospedó en su casa, a Lot. (Génesis 19:4-25.) ¿Hasta qué punto fue aquella degradación moral de entonces? La Biblia dice: ““El clamor de queja acerca de Sodoma y Gomorra es ciertamente fuerte, y su pecado es ciertamente muy grave.” (Génesis 18:20).

          Está claro, que aquellas personas de Sodoma y Gomorra, estaban gravemente resueltos a obrar lo que era malo sin compasión alguna. Y sus pecados conjuntamente con el resultado final siguen siendo recordados como amonestación hasta el día de hoy. (Lucas 17:29; 2 Pedro 2:6; Judas 7).

          La Carta inspirada por Dios de Judas a los cristianos verdaderos del siglo I E.C refleja este hecho de la siguiente manera: “Así también Sodoma y Gomorra y las ciudades circunvecinas —después que ellas de la misma manera como los anteriores hubieron cometido fornicación con exceso, e ido en pos de carne para uso contranatural— son puestas delante [de nosotros] como ejemplo [amonestador] al sufrir el castigo judicial de fuego eterno.” (Judas 7).

          ¿Por qué Judas escribió sobre este asunto, cuál era la preocupación entonces? El mismo lo dice : “Se me hizo necesario escribirles para exhortarlos a que luchen tenazmente por la fe que una vez para siempre fue entregada a los santos. Mi razón es que se han metido [en la congregación o iglesia cristiana] disimuladamente ciertos hombres que desde hace mucho han estado señalados por las Escrituras a este juicio, hombres impíos, que tornan la bondad inmerecida de nuestro Dios en una excusa para conducta relajada, y que demuestran ser falsos a nuestro único Dueño y Señor, Jesucristo. (Judas 3,4.)

          En el cristianismos entregado por Jesús no hay admisión para las prácticas, conductas y pecados que fueron la causa de destrucción de las ciudades de Sodoma y Gomorra. Pues eso sería cambiar lo bueno (“la bondad inmerecida de nuestro Dios”) por lo malo (“conducta relajada”; ‘fornicación con exceso, e ir en pos de carne para uso contranatural’).

          ¿Sería agradable esta postura ante el mundo? ¿Le gustaría al mundo que los cristianos tomaran esa postura de mantener incontaminada “la fe que una vez para siempre fue entregada a los santos” para no “ser falsos a nuestro único Dueño y Señor, Jesucristo”? Por supuesto que NO.

          Al mundo, es decir, a personas no cristianas y cristianos falsos o de imitación, no les gusta esa posición en defensa de las enseñanzas de Cristo Jesús. De hecho ya cuando la carta se escribía, existían falsos cristianos que procuraban contaminar “la fe que una vez para siempre fue entregada a los santos” y ‘tornar la bondad inmerecida de nuestro Dios en una excusa para conducta relajada’. Por tal motivo Judas advirtió proféticamente a sus hermanos fieles: “En cuanto a ustedes, amados, recuerden los dichos que han sido declarados previamente por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo, que ellos solían decirles: “En el último tiempo habrá burlones [escarnecedores e incluso maestros falsos], que procederán según sus propios deseos de cosas impías”.” (Judas 17, 18)

          Sobre estos burladores en la Biblia Versión Reina-Valera del 2000 se dice “Estos son los que hacen divisiones, [son como] animales, no teniendo el Espíritu. (Judas 19).

          Cuando en la Biblia Dios se ocupa de que se hable así de estas conductas, es porque lo considera algo bien serio y de vital importancia. ¿Cómo deben verlo los cristianos verdaderos entonces? ¿Cómo deben verlo los que quieran servir y adorar a Dios con verdad? (Juan 4:24).

          Le repetimos a usted y a todos los interesados y lo hacemos con todo el respeto posible:

          Aunque los testigos de Jehová nos regimos por el código moral de la Biblia, no imponemos nuestro punto de vista a los demás. Tampoco tratamos de que se eliminen las leyes que protegen los derechos humanos de quienes tienen un estilo de vida diferente. Nuestro mensaje es positivo, y nos esforzamos por dárselo a conocer a quien quiera escucharlo (Hechos 20:20).

          Cada cual puede ejercer su libre albedrío como estime conveniente. Los cristianos verdaderos jamás nos ocuparemos en coaccionar ese don de Dios. Pero en cuanto a mantenernos en la congregación cristiana limpios e incontaminados del mundo y de sus pecados como es el que estamos tratando; SI nos mantedremos firmes y alertas. La forma de adoración que es limpia e incontaminada desde el punto de vista de nuestro Dios y Padre es esta: cuidar de los huérfanos y de las viudas en su tribulación, y mantenerse sin mancha del mundo.(Santiago 1:27.) Ese es nuestro deber para con Dios cuando aceptamos el sacrificio redentor de Cristo; y la parte más importante en el camino estrecho que conduce a la salvación. (Mateo 7:13,14).

          Saludos

  8. Yuliel says:

    El comentario de alianjesus ha sido una muestra evidente de la intolerancia religiosa, un mal común entre lideres y miembros de las diferentes denominaciones….para mi…ha sido lamentable leer su opinión y además visitar su bñog donde ataca sin piedad a los Testigos de Jehova…
    Bien, vamos al tema que nos atañe….a decir verdad tengo que felicitarlos y agradecerles por tan valiosa información. Daría lo que no tengo por orientar mi vida hacia los caminos de Dios, tal vez, debo intentarlo con más fuerza, pero todo lo escrito me ha sido muy útil. Vivir en el pecado tiene un costo altísimo, muy alto y pensaba que no era digno ni siquiera de intentar acercarme al Señor…pero gracias a uds tuve un poco más de claridad. Espero poder ser salvo algun dia y salirme del mundo….