¿Quién es “el Alfa y la Omega”?

EL PUNTO DE VISTA BÍBLICO

EN LOS manuscritos griegos del libro de Revelación que cuentan con la mayor antigüedad, la expresión “el Alfa y la Omega” aparece tres veces.

¿Aplica esta designación tanto al Dios Todopoderoso, Jehová, como a su Hijo Jesucristo, como muchos creen?

¿Cuál es el significado del título “el Alfa y la Omega”?

ALFA Y OMEGA

Primera y última letras del alfabeto griego. En el libro de Revelación[Apocalipsis] se usan tres veces como un título. Sin embargo, el que dicho título aparezca como parte de la traducción de Revelación[Apocalipsis] 1:11, como ocurre en la Versión Valera y en otras traducciones, no tiene el apoyo de algunos de los manuscritos griegos más antiguos, como el Alejandrino, el Sinaítico y el Códice Ephraemi Rescriptus. Por esta razón, esta expresión se omite en muchas traducciones modernas.


Tomado de: Perspicacia para comprender las Escrituras Volumen 1 pág. 85 Alfa y Omega

La palabra “alfa” es el nombre de la primera letra del alfabeto griego, mientras que el vocablo “omega” designa la última letra del alfabeto griego. Por lo tanto, en sí mismo, el título “el Alfa y la Omega” comunica la idea del principio y el fin de una cosa. Según eso, el personaje así designado sería considerado como el iniciador de ciertas cosas y el que hace que estas cosas terminen con éxito.

Basado en lo que se revela en las Escrituras Hebreas, el título “el Alfa y la Omega” ciertamente cuadraría con Jehová Dios. En Isaías 55:10, 11*, por ejemplo, se nos dice: “Tal como la lluvia fuerte desciende, y la nieve, desde los cielos y no vuelve a ese lugar, a menos que realmente sature la tierra y la haga producir y brotar, y realmente se dé semilla al sembrador y pan al que come, así resultará ser mi palabra que sale de mi boca. No volverá a mí sin resultados, sino que ciertamente hará aquello en que me he deleitado, y tendrá éxito seguro en aquello para lo cual la he enviado.”

¡Qué enérgicamente subraya esto el hecho de que todo lo que Jehová expresa llega a su fin con éxito! Con el tiempo el agua que cae en la forma de lluvia o nieve se filtra en el terreno para combinarse allí con sustancias nutritivas. Así la precipitación suministra lo que las plantas necesitan para crecer. En el caso de los granos, parte de la semilla puede apartarse para sembrarla en la estación siguiente, y una porción mucho más grande puede molerse en harina para hacer pan. Así se realiza el propósito final de la precipitación… se da semilla al que siembra y pan al que come. Así mismo, a todo lo que Jehová Dios, como el Iniciador, pone en marcha por su palabra se le hace terminar con éxito.

Pero, ¿aplica exclusivamente a Jehová Dios el título “el Alfa y la Omega”? Para contestar esta pregunta, es preciso examinar el contexto en que se usa esta designación.

Revelación 1:8 declara: “Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin, dice el Señor Dios, el que es, y que era, y que ha de venir, el Todopoderoso.” (Versión Moderna) Claro está que aquí se refiere al Altísimo Dios Jehová.

Aunque en el versículo anterior se refiere a Jesucristo como el que “viene con las nubes,” las palabras de Revelación 1:8 y los versículos circundantes muestran que él no podría ser “el Alfa y la Omega.” En las Escrituras, el Padre del Señor Jesucristo es el único a quien se refiere como “el Señor Dios” y como el “Todopoderoso.” Jesucristo mismo se refiere a su Padre como “mi Dios.” (Juan 20:17; Revelación 3:12) Según leemos en Revelación 1:1, Dios le dio la revelación a Jesucristo. Por lo tanto, tenemos razón para esperar que en el relato se citen las palabras del Dios Todopoderoso. La primera vez que se menciona “el Alfa y la Omega” manifiestamente es un ejemplo de esto. Además, en el mismísimo versículo siguiente, el escritor del libro de Revelación, el apóstol Juan dice: “Yo . . . llegué a estar en la isla que se llama Patmos por hablar acerca de Dios y por dar testimonio de Jesús” (Revelación 1:9) Esto proporciona corroboración adicional de que Juan entendía que Dios es el Padre del Señor Jesucristo.

¿En qué sentido es Jehová Dios “el que es, y que era, y que ha de venir”? Por ser el Dios eterno, Jehová siempre ha sido el Todopoderoso. (Salmo 90:2) Así, en el pasado indefinido, él era el Altísimo. Además, sigue siendo el Dios Todopoderoso y vendrá en dicha calidad para ejecutar su juicio. Como se explica en otras partes del libro de Revelación, Jehová Dios manifestará su omnipotencia al tiempo en que su Hijo destruya a todos los que se oponen a su soberanía.—Revelación 16:14; 19:13-16.

La próxima vez que se usa el título “el Alfa y la Omega” es en Revelación 21:6. En el versículo siguiente, El que se aplica este título a sí mismo dice: “Cualquiera que venza heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo.” Puesto que Jesucristo se refiere a sí mismo como “hermano” de estos vencedores, el Padre del Señor Jesucristo es el que se refiere a sí mismo como “el Alfa y la Omega.”—Compare con Mateo 25:40; Hebreos 2:10-12.

Finalmente, en Revelación 22:12, 13, leemos: “¡Mira! Vengo pronto, y el galardón que doy está conmigo, para dar a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin.” Esta cita aparece entre otras que se atribuyen a un ángel y a Jesucristo. Antes que se citaran estas palabras en el libro de Revelación, el ángel que se usó para presentar la revelación al apóstol Juan habló. (Revelación 22:8, 9) Entonces, después de la cita que empieza en Revelación 22:12 y termina con las palabras del versículo 15, hallamos esta declaración: “Yo, Jesús, envié a mi ángel.” (Revelación 22:16) Puesto que el contexto no precisa que atribuyamos las palabras de Revelación 22:12, 13 al ángel ni a Jesús, otro pudiera haberlas originado. En armonía con el resto del libro de Revelación, “el Alfa y la Omega” tiene que ser el Dios Todopoderoso. Él es El que viene en la calidad de juez para recompensar y castigar a los individuos según sus obras.

La idea expresada en Revelación 22:12 también armoniza con lo que escribió el apóstol Pablo. Declaró: “Conforme a tu dureza y corazón impenitente estás acumulando ira para ti mismo en el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios.  Y él pagará a cada uno conforme a sus obras: vida eterna a los que por aguante en la obra que es buena buscan gloria y honra e incorruptibilidad;  sin embargo, para los que son contenciosos y que desobedecen la verdad, pero obedecen la injusticia, habrá ira y cólera,  tribulación y angustia, sobre el alma de todo hombre que obra lo que es perjudicial, del judío primero y también del griego;  pero gloria y honra y paz para todo el que obra lo que es bueno, para el judío primero, y también para el griego. (Romanos 2:5-10) Por supuesto, el juicio será expresado por Jehová Dios mediante su Hijo, porque el apóstol también dice: “Esto será en el día que Dios, mediante Cristo Jesús, juzgue las cosas secretas de la humanidad, conforme a las buenas nuevas que yo declaro.”—Romanos 2:16.

El hecho de que Jehová Dios se refiere a sí mismo como “el Alfa y la Omega” nos da la seguridad de que lo que él se ha propuesto se realizará con buen éxito. Esto debe impulsarnos a hacer cuanto podamos para que él nos apruebe. Entonces nuestra recompensa será segura, porque la Biblia nos dice: “Dios no es injusto para olvidar la obra de ustedes y el amor que mostraron para con su nombre.”—Hebreos 6:10.

“Oh Dios, da tus propias decisiones judiciales al rey, y tu justicia al hijo del rey. En sus días el justo brotará, y la abundancia de paz hasta que la luna ya no sea. Y tendrá súbditos de mar a mar y desde el Río hasta los cabos de la tierra.”—Salmo 72:1, 7, 8.


Con información de: ¡Despertad! 79 8/2 págs. 27-28 ¿Quién es “el Alfa y la Omega”?

*A menos que se indique lo contrario las citas bíblicas son tomadas de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Edición de 1987

About meschareth

Meschareth. Un simple ministro, de la “buenas nuevas”. Cree sinceramente en el mensaje bíblico y ha estudiado las escritura a la luz de diversos razonamientos. Reconoce las verdades explícitas e implícitas de la Biblia y tiene el deseo de compartirlas en este espacio. Su fe en las Escrituras lo ha llevado desde hace años a predicar sus creencias en asociación de millones de cristianos por todo el mundo bajo el liderazgo de Cristo como Testigo De Jehová. Si usted está interesado en la obra de los Testigos de Jehová en Cuba, le invito a que los contacte en: Ave. 15 No. 4608. Municipio Playa. Habana. También en las calles, Salones del Reino y/o lugares de reunión. Los testigos cristianos de Jehová estarán complacidos en ayudarle a conocer el Único Dios verdadero Jehová y a su Hijo Jesucristo y así poder disfrutar de una vida con propósito y esperanza.
Tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to ¿Quién es “el Alfa y la Omega”?

  1. cstff says:

    En Apocalipsis 1:1 leemos: La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan.

    Por lo tanto puede entenderse que tanto Jesús como el ángel repitieron las palabras que escucharon del Padre.

  2. edo says:

    Con el artículo se desarticula efectivamente el artículo de mi blog, que se basa en el puente de Apoc 1:11, salvo por el detalle de que la misma definición aparece en la peshita del siglo 2 en el siguiente versículo:
    (Apo 22:13 NT “Peshitta”) Yo soy el Álef y la Tau, el primero y el último, el principio y el fin.

    (Apo 22:13 TNM***) Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin.

    (Apo 22:13 RVG) Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el postrero.

    Creo que con este versículo queda demostrado el punto. El Alfa y la Omega es el mismo que el que estuvo muerto y volvió a vivir.

    • meschareth says:

      No veo los argumentos bíblicos para terminar con esa conclusión: “El Alfa y la Omega es el mismo que el que estuvo muerto y volvió a vivir.”

      Es como que alguien quiera decir que Moisés, o peor, el diablo y Jehová son los mismo porque a ambos (tanto a Moisés como al diablo se le llaman dios en las Escrituras al igual que a Jehová nuestro Dios)

      El punto aquí es que el Alfa y la Omega es Jehová Dios Todopoderoso

    • meschareth says:

      Sin ningún ánimo de fomentar una discusión.

      Apocalipsis 22:13 En cualquier versión de la Biblia en español expresa la misma idea solo con alguna mínima variación de palabras.

      “Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin.” (Revelación[Apo.] 22:13 TNM)
      Es la última vez que aparece este título en Revelación[Apocalipsis]. En este capítulo de Revelación se registran las palabras de diversas personas: los versículos 8 y 9 muestran que el ángel le habló a Juan, es obvio que el versículo 16 aplica a Jesús, la primera parte del versículo 17 se atribuye al “espíritu y la novia” y está claro que el que habla en la parte final del versículo 20 es Juan mismo. Por lo tanto, “el Alfa y la Omega” de los versículos 12-15 puede ser identificado apropiadamente como el mismo que lleva ese título las otras dos veces: Jehová Dios. La expresión del versículo 12: “¡Mira! Vengo pronto […], para dar a cada uno según sea su obra”, no obliga a aplicar los versículos 13-15 a Jesús, dado que Dios también dice de sí mismo que “está saliendo” para ejecutar juicio. (Compárese con Isa 26:21.) Malaquías 3:1-6 habla de una venida conjunta de Jehová y de su “mensajero del pacto” para juzgar.
      El título “el Alfa y la Omega” transmite la misma idea que las expresiones “el primero y el último” y “el principio y el fin” cuando se emplean con referencia a Jehová. Antes de Él no hubo ningún Dios Todopoderoso y no habrá ninguno después de Él. Él hará que la cuestión sobre la autoridad divina tenga un fin triunfante, y será vindicado para siempre como el único Dios Todopoderoso. (Compárese con Isa 44:6.)

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *