La salvación de Dios mediante su Cordero

“La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.”(Apocalipsis 7:10 Versión RV de 1960)*

SIEMPRE ha habido hombres en la historia que se han presentado como salvadores de sus congéneros. Por ejemplo, en el apogeo de su gloria Hitler y Mussolini fueron aclamados como mesías. Entusiasmada por el progreso que se había logrado durante la primera parte del régimen de Hitler, una residente de Prusia Oriental le dijo a su vecina: ‘Merece que le besen los pies.’ Pero estos dictadores no resultaron ser salvadores. Se hicieron responsables de la muerte de millones de hombres, mujeres y niños. ¡Qué desilusión sufrieron las personas que habían cifrado su confianza en ellos al ver derrotadas sus naciones respectivas!

Estos ejemplos, así como muchos otros, ilustran bien la sabiduría de esta amonestación bíblica: “No cifren su confianza en nobles, ni en el hijo del hombre terrestre, a quien no pertenece salvación alguna. Sale su espíritu, él vuelve a su suelo; en ese día de veras perecen sus pensamientos.” (Salmos 146:3, 4) Para que sea segura la salvación tiene que venir de una fuente muy superior al hombre moribundo. La Biblia indica que esa fuente es nuestro Hacedor, Dios.La salvación es de Jehová; declaró el inspirado salmista. (Salmos 3:8 Versión RV de 1960) Mediante su profeta Isaías, el Todopoderoso dijo: “Yo… yo soy Jehová, y fuera de mí no hay salvador.”(Isaías 43:11)

Pero quizás alguien pregunte: ‘¿No es Jesucristo el Salvador? Entonces, ¿no son Jehová y Jesús el mismo, de modo que tenemos un solo Salvador, Dios?’

La Biblia no limita el término “salvador” al Altísimo. En el pasado, se llamó salvadores a los hombres que Dios usó para librar de la opresión a su pueblo Israel. Leemos: “Jehová les levantó un salvador a los hijos de Israel para que los salvara, a Otniel hijo de Kenaz, hermano menor de Caleb.” (Jueces 3:9) En otra ocasión se nos dice: “Los hijos de Israel empezaron a clamar a Jehová por socorro. De modo que Jehová les levantó un salvador, a Aod.”(Jueces 3:15)

Note que Jehová Dios levantó como salvadores a Otniel y Aod. Estos hombres solo fueron los agentes por medio de quienes el gran Salvador, Dios, efectuó la liberación de su pueblo de la opresión enemiga. Otniel, Aod y otros como ellos no proclamaron que eran salvadores. Reconocieron como su Salvador y Dios a Aquel que los estaba usando. David, que participó muchas veces en salvar a los israelitas de sus enemigos, dijo:Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste.”(2 Samuel 22:3 Versión RV de 1960). Y canto: “Hazme andar en tu verdad y enséñame, porque tú eres mi Dios de salvación.(Salmo 25:5)

Pero, ¿qué se puede decir acerca de Jesucristo? Jesucristo es un Salvador  sin dudas, pero NO “fuera” o aparte de Jehová, es decir, NO como competidor de su Padre. Las Escrituras establecen claramente que el papel de Salvador que Jesús desempeña le fue asignado por su Padre. El apóstol cristiano Juan escribió: “Nosotros mismos hemos contemplado y estamos dando testimonio de que el Padre ha enviado a su Hijo como Salvador del mundo.” (1 Juan 4:14) Cuando el anciano Simeón vio al niño Jesús en el templo, exclamó: Ahora, Señor[refiriéndose al Señor soberano Jehová], despides a tu siervo en paz, Conforme a tu palabra;  porque han visto mis ojos tu salvación[es decir a Jesús],(Lucas 2:29, 30 Versión RV de 1960) El regocijo de Simeón y su alabanza a Dios se debían  al privilegio de haber vivido hasta ver el medio de salvación(Jesús) que Jehová dispensaba para su pueblo Israel y para todo el mundo. Este es un punto interesante para comprender mejor este asunto.

Así pues, ya que la salvación viene de Jehová Dios por medio de Jesucristo, el libro de Apocalipsis(Revelación) en su descripción de una gran multitud dice que declaran lo siguiente: “La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.”(Apocalipsis 7:9,10 Versión RV de 1960) Se refiere a esa “grande muchedumbre,” como sobrevivientes de la gran tribulación que ha de sobrevenirle a la humanidad. (Apocalipsis 7:14 Versión RV de 1960) Sin embargo, el ser salvados o conservados vivos a través de esta tribulación no es la única clase de salvación que éstos experimentan. Por ser Jesucristo el Cordero de sacrificio provisto por Dios, proporcionó la base para salvar o librarlos del pecado, el aguijón de la muerte de modo que también los salva de la muerte.(1 Corintios 15:56 Versión RV de 1960) Esto concuerda con lo que le dijo un ángel a José: No temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.”(Mateo 1:20, 21 Versión RV de 1960)

Es apropiado, pues, que por ser el medio que Dios usa para la salvación, Jesucristo sea llamado el Salvador. Ningún siervo de Dios entre “los hombres”, aparate de Jesucristo, ‘el siervo amado y escogido,(Mateo 12:18 Versión RV de 1960) nacido de mujer sobre la tierra puede ni  ha podido salvar del pecado y la muerte a nadie. Cuando el apóstol Pedro estuvo ante el tribunal supremo de los judíos señaló esto al decir: Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.(Hechos 4:12)

Por este motivo, el hecho de que se hace referencia a Jesús como el Salvador no quiere decir que él y Jehová Dios son el mismo. Por otra parte, el mismo nombre “Jesús” señala a Dios como la fuente de la salvación. Significa “Jehová Es Salvación” y así honra al Padre como el Salvador Supremo, el autor de toda Salvación de quien el Hijo mismo necesitó. Leemos en Hebreos 5:7: “En los días de su carne Cristo ofreció ruegos y también peticiones al que podía salvarlo de la muerte, con fuertes clamores y lágrimas, y fue oído favorablemente por su temor piadoso. Además, después que Jesucristo fue resucitado de entre los muertos, siguió colocándose en una posición inferior a la de su Padre. Por ejemplo, le dijo a María Magdalena: “ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.(Juan 20:17 Versión RV de 1960) Ósea, queJesús resucitado evidenció aquí que Su Padre, el Padre de sus hermanos o discípulos fieles era también Su Dios, tal como era el Dios de aquellos hermanos. Y que ese Dios había sido Su Salvador “de la muerte”. Si, amigos lectores, Jesús tiene un Dios el cual es su Padre y Salvador, nuestro Dios Jehová. (Lea Efesios 1:17; Colosenses 1:3)

Aunque las Escrituras Griegas Cristianas correctamente subrayan el papel de Jesucristo como Salvador, dejan patentemente claro que el Dios de Jesucristo es el autor de la salvación. El discípulo Judas concluyó su breve carta con las siguientes palabras:

“To the only God our Savior be glory, majesty, power and authority, through Jesus Christ our Lord, before all ages, now and forever-more! Amen.”(Jude(Judas) 25. Holy Bible. New International Version 1984). Traducido fielmente al español este texto se lee: ¡Al único Dios nuestro Salvador sea gloria, majestad, poder y autoridad, a través de(ó mediante) Cristo Jesús(ó Jesucristo)  nuestro Señor, antes de todo las edades, ahora y para siempre jamás! Amén.”Note usted, como Judas señala toda alabanza hacia Aquel que es único Dios y nuestro Salvador mediante Jesucristo. Haciendo clara evidencia que este único Dios, que no es Jesús, es el autor de la Salvación. Una Salvación que ha sido y es suministrada mediante, o a través, de Cristo Jesús, Su Hijo.

De modo parecido, el apóstol Pablo, en su carta a Timoteo, se refirió al Padre celestial como Salvador: Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza,(1 Timoteo 1:1 Versión RV de 1960) “Esto es excelente y acepto a la vista de nuestro Salvador, Dios, cuya voluntad es que hombres de toda clase sean salvos y lleguen a un conocimiento exacto de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, un hombre, Cristo Jesús, que se dio a sí mismo como rescate correspondiente por todos.” (1 Timoteo 2:3-6) “Hemos cifrado nuestra esperanza en un Dios vivo, que es Salvador de hombres de toda clase, especialmente de los fieles.” (1 Timoteo 4:10) Se ve, pues, que aun cuando se menciona a Jesucristo en el contexto, se identifica a Dios como el Salvador.

Así, el testimonio de la Biblia en conjunto aclara el hecho de que solo hay un Salvador, Jehová Dios.En cuanto a todos los otros que han ejecutado su voluntad y que se han llamado correctamente salvadores, incluso Jesucristo, no son salvadores competidores apartes de Jehová Dios. Por el contrario, se mostraron dispuestos a ser usados por Jehová Dios en desempeñar ese papel. Por eso; los que desean tener aprobación divina y ser salvos de la destrucción de este mundo y, del pecado y la muerte, tienen que reconocer que la salvación proviene del Padre por medio de su Hijo,el Señor Jesucristo. Si, “La salvación [se la debemos] a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero”(Revelación 7:10)


*A menos que se indique lo contrario las citas bíblicas son tomadas de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Edición de 1987

Bibliografía usada de la Watchtower:

Se ha usado información de: ¡Despertad! 8/3/77 págs. 27-28 ¿Cuál es el punto de vista bíblico?¿Cuántos Salvadores tiene usted?

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de meschareth

Meschareth. Un simple ministro, de la “buenas nuevas”. Cree sinceramente en el mensaje bíblico y ha estudiado las escritura a la luz de diversos razonamientos. Reconoce las verdades explícitas e implícitas de la Biblia y tiene el deseo de compartirlas en este espacio. Su fe en las Escrituras lo ha llevado desde hace años a predicar sus creencias en asociación de millones de cristianos por todo el mundo bajo el liderazgo de Cristo como Testigo De Jehová. Si usted está interesado en la obra de los Testigos de Jehová en Cuba, le invito a que los contacte en: Ave. 15 No. 4608. Municipio Playa. Habana. También en las calles, Salones del Reino y/o lugares de reunión. Los testigos cristianos de Jehová estarán complacidos en ayudarle a conocer el Único Dios verdadero Jehová y a su Hijo Jesucristo y así poder disfrutar de una vida con propósito y esperanza.

Comentarios cerrados.