¿Murió Jesús en una cruz?

LA MAYORÍA de las personas aceptan la cruz como el“símbolo de la religión cristiana” (Enciclopedia Hispánica). De hecho, en un sinnúmero de cuadros religiosos y obras de arte, Jesús aparece clavado en ella. ¿Por qué está tan difundido este símbolo en toda la cristiandad? ¿De verdad murió Cristo en una cruz?

¿Murió Jesucristo en una cruz o en un madero vertical de un  sólo leño? ¿Qué indican los hechos?

¿Murió Jesucristo en una cruz o en un madero vertical de un sólo leño? ¿Qué indican los hechos?

Para contestar esta última pregunta, muchas personas acudirían a su Biblia. Por ejemplo, según la Nácar-Colunga, cuando Cristo fue ejecutado, algunos de los presentes se burlaban de él y le hacían este desafío: “Baja de esa cruz” (Mateo 27:40, 42)*. Un buen número de versiones bíblicas ofrecen lecturas similares. Asimismo, la Traducción en lenguaje actual dice que, a Simón de Cirene, “los soldados lo obligaron a cargar la cruz de Jesús” (Marcos 15:21). En estos versículos, el término “cruz” traduce el griego staurós. ¿Tiene base sólida esa traducción? ¿Refleja bien el significado de la palabra original?

¿Era realmente una cruz?

Según el helenista William E. Vine, el término staurós “denota, primariamente, un palo o estaca derecha. Se clavaba en ellas a los malhechores para ejecutarlos. Tanto el nombre como el verbo stauroo, fijar sobre un palo o estaca, debieran distinguirse originalmente de la forma eclesiástica de una cruz de dos brazos” (Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento exhaustivo).

De igual modo, el libro La muerte del Mesías, de Raymond E. Brown, hace esta precisión: “El término ‘cruz’ condiciona nuestro concepto de ella, porque proporciona la idea de dos líneas que se cortan. Pero ni la voz griega stauros ni la latina crux [de la que se deriva la española cruz] tienen necesariamente ese significado; ambas se refieren a una estaca o poste al que una persona podía ser fijada de varios modos: empalándola, colgándola, clavándola o atándola”. En la misma línea, El Evangelio según Lucas, de Joseph A. Fitzmyer, puntualiza: “En ámbitos cristianos suele traducirse la palabra griega stauros por ‘cruz’, aunque en realidad el significado primario es ‘poste’”.

Hay que destacar que los escritores de la Biblia usaron además otro sinónimo griego para referirse al instrumento donde fue ejecutado Jesús: xýlon. En una nota incorporada a la obra Historia universal de la Iglesia Católica, de René F. Rohrbacher, se explica que tanto este término como su equivalente hebreo “no significan propiamente lo que nosotros entendemos por cruz, sino un simple madero”.

En armonía con la anterior explicación, debemos observar la lectura que ofrece laReina-Valera de 1960 en Hechos 5:30: “El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero [xýlon]”. Otras versiones, a pesar de verter staurós como “cruz”, también usan “madero” para xýlon. Por ejemplo, en Hechos 13:29, la Biblia Traducción Interconfesional dice acerca de Jesús: “Cuando llevaron a cabo todo lo que estaba escrito sobre él, lo bajaron del madero [xýlon] y lo depositaron en un sepulcro”. La versión de Guillermo Jünemann usa “leño” en todos los casos donde aparece dicho vocablo griego.

Un diccionario llega a esta conclusión sobre el significado fundamental de staurós y xýlon: “Ninguno de estos dos términos concuerda con la idea que tenemos actualmente de una cruz y con la cual nos hemos familiarizado a través de las ilustraciones” (A Critical Lexicon and Concordance to the English and Greek New Testament). En otras palabras, el instrumento de ejecución al que se refirieron los escritores de los Evangelios con el término staurós no corresponde a lo que hoy llamamos “cruz”. Por este motivo, laTraducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras usa “madero de tormento” en Mateo 27:40-42 y en otros pasajes donde aparece staurós. Y no es la única. En estos casos, la revisión de Russell Martin Stendal utiliza “madero”, con la siguiente indicación: “Poste o estaca sobre la cual fue colgado Jesús” (Las Sagradas Escrituras. Versión Antigua). Transmiten la misma idea la Versión Israelita Nazarena (que usa “madero”), la de Diego Ascunce (“estaca” y “estaca de ejecución”) y la versión denominada Pacto Mesiánico (“estaca” y “estaca [de martirio]”).

Origen de la cruz

Si la Biblia no indica en realidad que Jesús fue ejecutado en una cruz, ¿por qué la usan para adornar sus templos y simbolizar su fe las iglesias católicas, protestantes y ortodoxas, que afirman guiarse por la Biblia? ¿Cómo adquirió tanta popularidad este símbolo?

La respuesta es que la cruz no solo es venerada por los fieles de dichas confesiones, sino también por devotos que no tienen nada que ver con la cristiandad y cuyas religiones son, de hecho, muy anteriores. Multitud de obras de consulta reconocen que el empleo de cruces de diversas formas se remonta a períodos antiquísimos de la civilización. Por ejemplo, en los jeroglíficos egipcios, las divinidades aparecen con una cruz en forma de T que lleva en su parte superior un asa (en latín ansa, por lo que se denomina “cruz ansada”). Con los siglos, esta clase de cruz, que originalmente era un símbolo de la vida, fue adoptada y utilizada ampliamente por la Iglesia Copta, entre otras.

La Gran Enciclopedia Larousse incluye este comentario sobre la cruz: “Una de las formas más primitivas es la cruz gamada [con los cuatro brazos en forma de letra gamma mayúscula] o esvástica”, designación de origen sánscrito por la que la conocen muchos orientalistas y estudiosos de la arqueología prehistórica. El signo era ampliamente utilizado en la India por los hindúes y en toda Asia por los budistas, y aún aparece en estas regiones en muchas decoraciones y adornos.

Aunque nadie sabe con exactitud en qué momento la cristiandad asumió la cruz como símbolo propio, el citado diccionario de Vine señala: “A mediados del siglo 3 d.C., las iglesias se habían apartado de ciertas doctrinas de la fe cristiana, o las habían pervertido. Con el fin de aumentar el prestigio del sistema eclesiástico apóstata, se recibió a los paganos en las iglesias aparte de la regeneración por la fe, y se les permitió mantener en gran parte sus signos y símbolos. De ahí que se adoptara […] la cruz”.

Hay escritores que apuntan a un suceso del año 312 de nuestra era.Cuentan que el emperador Constantino, quien adoraba al Sol, afirmó haber tenido una visión durante una de sus campañas militares en la que contempló una cruz sobre el astro rey junto con las palabras en latín In hoc vince, que quieren decir “Con esto vence”. Más adelante, los estandartes, los escudos y las armaduras de su ejército exhibieron un signo “cristiano” (representado a la izquierda). Según los relatos, Constantino se hizo cristiano, aunque no recibió el bautismo sino hasta veinticinco años después, en su lecho de muerte. Y algunos estudiosos ponen en duda sus motivos. Por ejemplo, cierta obra señala: “Con su conducta dio a entender que su principal interés no era tanto abrazar las enseñanzas de Jesús de Nazaret, como convertir el cristianismo en una religión católica [o universal] que resultara fácil de aceptar para sus súbditos” (The Non-Christian Cross).

Desde entonces se han utilizado cruces de todo tipo. Entre otras, elNuevo Diccionario Bíblico Certeza menciona la llamada “cruz de san Antonio”, con “la forma de una T mayúscula, que algunos creen derivada del símbolo del dios [babilonio] Tamuz”, a saber, la letra tau. Este diccionario también se refiere a la cruz de San Andrés, con forma de letra X, y a la familiar cruz de dos barras, con la horizontal más baja. Sobre esta última, conocida como latina, añade: “Sostiene la tradición [que] fue la cruz en la que murió nuestro Señor”. Como hemos visto, esa tradición no tiene fundamento.

¿Por qué se les rompían las piernas a los criminales que eran colgados en un madero?

El Evangelio de Juan dice que cuando Jesús y dos criminales fueron colgados en maderos de tormento, los judíos le pidieron a Pilato que les rompiera las piernas y, una vez muertos, bajara sus cuerpos (Juan 19:31).

La Ley de Moisés establecía que si se colgaba el cuerpo de un criminal en un madero, “no debería quedarse toda la noche” en él (Deuteronomio 21:22, 23). Al parecer, los judíos seguían esa misma norma con los criminales que eran ejecutados por los romanos. En el caso de Jesús y los otros dos hombres, romperles las piernas aceleraría su muerte y permitiría que fueran enterrados antes de que se pusiera el Sol, momento que marcaba el inicio del sábado.

Muchas veces, el condenado a muerte era clavado de pies y manos a una estaca en el suelo y, cuando esta se levantaba, el peso de la persona recaía en los clavos, lo cual le causaba un dolor terrible. Su posición le impedía respirar a menos que apoyara los pies, y el único apoyo que tenía era el clavo. Al rompérsele los huesos de las piernas, ya no podía apoyarse y en poco tiempo moría de asfixia o de un choque circulatorio.

¿Qué creían los cristianos del siglo primero?

La Biblia muestra que en el siglo primero hubo muchas personas que escucharon lo que Cristo enseñaba, creyeron en él y aceptaron el valor redentor de su muerte.Años después, cuando Pablo predicó a los judíos en Corinto, les demostró que Jesús era el Mesías. Como consecuencia, “Crispo, el presidente de la sinagoga, se hizo creyente en el Señor, y también toda su casa. Y muchos de los corintios que oyeron empezaron a creer y a bautizarse” (Hechos 18:5-8). Lejos de recomendarles que usaran algún nuevo símbolo o imagen en el culto, el apóstol les hizo esta exhortación: “Huyan de la idolatría” (1 Corintios 10:14). Lógicamente, esto incluía toda práctica de origen pagano.

Ningún historiador ni investigador ha encontrado pruebas sólidas de que los primeros cristianos usaran la cruz. Además, es interesante este otro punto que destacó un escritor de finales del siglo XVII (según se cita en la obra History of the Cross): “Cuando el bienaventurado Jesús ve a sus discípulos expresando orgullo por la imagen del [supuesto] instrumento de ejecución donde, despreciando la vergüenza, padeció el sufrimiento pese a ser inocente, ¿será posible que se sienta complacido?”. ¿Qué opina usted?

La adoración que Dios acepta no necesita de imágenes ni de ningún otro objeto. De hecho, Pablo preguntó: “¿Y qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos?” (2 Corintios 6:14-16). No hay un solo pasaje en las Escrituras que siquiera dé a entender que los cristianos deban utilizar en el culto una representación del instrumento de tortura donde murió Jesús (compárese con Mateo 15:3 y Marcos 7:13).

Entonces, ¿cuál es la señal que identifica a los cristianos verdaderos? No es ni la cruz ni ningún otro símbolo: es el amor. El propio Cristo así lo indicó al decirles a sus seguidores: “Les doy un nuevo mandamiento: que se amen unos a otros; así como yo los he amado, que ustedes también se amen los unos a los otros. En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí” (Juan 13:34, 35).


*A menos que se indique lo contrario las citas bíblicas son tomadas de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Edición de 1987

Bibliografía usada de la Watchtower:

Con información de: La Atalaya 1/311 págs. 18-20 ¿Murió Jesús en una cruz? y La Atalaya 1/514 pág. 11 ¿Lo sabía?

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Acerca de meschareth

Meschareth. Un simple ministro, de la “buenas nuevas”. Cree sinceramente en el mensaje bíblico y ha estudiado las escritura a la luz de diversos razonamientos. Reconoce las verdades explícitas e implícitas de la Biblia y tiene el deseo de compartirlas en este espacio. Su fe en las Escrituras lo ha llevado desde hace años a predicar sus creencias en asociación de millones de cristianos por todo el mundo bajo el liderazgo de Cristo como Testigo De Jehová. Si usted está interesado en la obra de los Testigos de Jehová en Cuba, le invito a que los contacte en: Ave. 15 No. 4608. Municipio Playa. Habana. También en las calles, Salones del Reino y/o lugares de reunión. Los testigos cristianos de Jehová estarán complacidos en ayudarle a conocer el Único Dios verdadero Jehová y a su Hijo Jesucristo y así poder disfrutar de una vida con propósito y esperanza.

14 Respuestas a ¿Murió Jesús en una cruz?

  1. alianjesus dice:

    Saludos, 🙂 no había visto este artículo de ustedes, por cierto que yo también tengo un tema parecido en mi blog que les recomiendo leer: http://alianjesus.cubava.cu/2016/05/23/murio-jesus-en-una-cruz/

    Lean el artículo y si pueden respondan las incongruencias que su revista Atalaya ha mostrado sobre este tema a lo largo de los años, sucede que hasta la décado del 30 del siglo anterios la Sociedad Watchtower decía que Jesús había muerto en una cruz y más tarde se contradice, en fin todos los ejemplos y citas de las atalayas e imágenes que prueban las contradicciones las pueden leer en el post del que les hablé arriba: http://alianjesus.cubava.cu/2016/05/23/murio-jesus-en-una-cruz/, lo que pasa es que no sé si aprobarán este comentario 🙂

    • meschareth dice:

      @alianjesus
      ¿Incongruencias dice usted?

      El que hasta la década del 30 del siglo pasado la Atalaya hubiera dicho lo contrario a lo que se afirma hoy, es muy sencillo. NO teníamos el entendimiento que hoy se tiene de los términos griegos (stau·rós y xý·lon) ambos vocablos fueron usados para referirse al instrumento de martirio de Jesús. Y puesto que no se sabía con exactitud dichos significados, pués se estuvo aceptando lo que por mucho tiempo, la cristiandad había introducido falazmente del paganismo para significar el instrumento de martirio de Cristo. Pero cuando descubrimos la VERDAD pues no nos dejamos llevar por tradiciones paganas y asumimos la VERDAD.

      ¿Sabe usted que significan esos vocablos griegos antiguos?

      • alianjesus dice:

        :(, por Dios, esperaba otra respuesta, pero esto es una falta de respeto a nuestra inteligencia :), entonces la Sociedad a la que usted pertenece y que se dice que es la única vocera de Dios en la tierra no conocía antes de 1930 el correcto uso de los términos en el original :(, amigo, de verdad que esperaba otra respuesta, es tan deprimente esto que comentó que se me han quitado las ganas de comentar por ahora :), nos vemos después.

        PS: POr cierto es posible que dentro de otros 100 años entiendan todos los términos griegos relativos a las demás doctrinas heréticas que enseñan y entonces -al igual que en el tema de la cruz – tengan que retractarse

        • meschareth dice:

          @alianjesus

          Ser vocero de Alguien no significa necesariamente conocer todo lo que sabe ese Alguien.

          Predicar fiel y lealmente la Palabra de Dios como lo venimos haciendo (los testigos de Jehová) hace mas de 100 añós, no es sinónimo de conocer la mente de Dios o todos sus pensamientos. Más bien es sinónimo de amor por el prójimo y de ser fieles al mandato dado por Jesús. (Mateo 28:19,20).

          Ahora, cuando Jehová Dios por medio de Jesús nos sacó de “la oscuridad a su luz maravillosa” (1Pedro 2:9) nos otrogó el inmenso privilegio de portar su Gran Nombre. (Isaías 42:10)

          Hoy en día hay millones de personas que afirman ser cristianas y adorar a Dios, “pero por sus obras lo repudian, porque son detestables y desobedientes y no aprobados para obra buena de clase alguna” (Tito 1:16.) En cambio, nosotros vivimos de acuerdo con las enseñanzas cristianas, en verdad, somos los verdaderos testigos de Cristo en la tierra. (Hechos 1:8.)

          Estamos conscientes que nuestra luz espiritual se ha venido haciendo cada día más resplandeciente. La senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda firmemente establecido“. (Proverbios 4:18).

          El profeta Daniel fue inspirado a escribir y tuvo revelaciones sueños y visiones y; sin embargo, al terminar de escribir el libro profético que lleva su nombre declaró llanamente:
          “Ahora bien, en cuanto a mí, oí, pero no pude entender” (Daniel 12:8).

          Muchos siervos files de Jehová de la antiguedad y del siglo primero no entendieron todas las cosas correctamente, necesitaron ser reajustados, e incluso hubo algunas cosas que nunca entendieron. Pero jamás dejaron de ser los VOCEROS DE JEHOVÁ.

          En nuestro caso; la sabiduría queda probada justa por sus obras. (Mateo 11:19; Lucas 7:35). ¿Puede usted demostrar lo contrario? Por supuesto que NO.

  2. jos dice:

    lo siento no estuve allí para comprobarlo, imagino que no, creo que era muy inteligente

    • meschareth dice:

      Bienvenido al Blog
      Estimado visitante, es bueno tenerle por aqui. Pero no es gradable su comentario de troll. Otros asi no seran publicados.
      Saludos.

  3. omega dice:

    La Atalaya del 15 de Agosto de 1987:
    “Por eso, reconocemos que las ilustraciones que representan la muerte de Jesús en nuestras publicaciones, como la que se ve en la página 24, son simplemente versiones artísticas razonables de la escena, no declaraciones de absolutos anatómicos. Estas representaciones no tienen que reflejar las opiniones cambiantes y en conflicto de los eruditos, y los dibujos evitan definitivamente los símbolos religiosos que se derivan del paganismo antiguo”.
    Si internamente lograran ponerse de acuerdo (Lucas 11:7) seria más fácil evangelizar, que tiene que ver si murió en una cruz o en un poste vertical, lo importante es el valor del sacrificio.

    • meschareth dice:

      Para una mayor comprensión de todo lo que antes de estas palabras que usted cita de La Atalaya, puede ver en ese mismo número de La Atalaya los siguientes artículos.
      ¿Es para cristianos la cruz? págs. 21-24
      ¿La cruz cristiana antes de Constantino? pág. 24

      En el mismo artículo que usted cita dice:

      “¿Cómo se le colocaron las piernas?
      “SE TORCÍA a la víctima sobre la cruz, muestran restos desenterrados.” ¿Vio usted un titular como ese en enero de 1971? Es posible, porque en los periódicos se publicaron muchos artículos sobre nuevos “hallazgos” respecto a la muerte en una cruz.
      Bajo el título que ya hemos mencionado, el artículo empezaba así: “Jerusalén, 3 de enero (Reuter).—Arqueólogos israelíes, después de desenterrar la primera prueba material de una crucifixión, dijeron hoy que esta podría indicar que Jesucristo fue crucificado en una posición que difiere de la que se muestra en la cruz tradicional”.
      ¿Reveló realmente este nuevo hallazgo cómo se ejecutaba en una cruz o un madero a los judíos del tiempo de Jesús? ¿Qué determinaron los arqueólogos sobre la posición del cuerpo de la víctima? ¿Se relacionaba esto con la muerte de Jesús? ¿Y cuán sólida —quizás se pregunte— era la prueba que se presentaba?
      Un clavo en los talones
      Allá en 1968 se descubrieron accidentalmente unas cuevas sepulcrales cerca de Jerusalén. Dentro de ellas, entre los huesos reenterrados, se encontró algo que parecía sobresaliente: huesos de talones atravesados por un clavo mohoso. El Dr. Nico Haas, anatomista y antropólogo de la Universidad Hebrea-Escuela de Medicina Hadassah, condujo una investigación de estos huesos en particular. La respetada revista Israel Exploration Journal (1970, volumen 20, páginas 38-59) publicó las conclusiones del Dr. Haas, que fueron la base para sensacionales artículos periodísticos. ¿Cuáles fueron aquellas conclusiones?
      Él informó que lo descubierto era nada menos que los restos de un hombre que había sido ejecutado en una cruz en el primer siglo. Básicamente, lo que parecía que había sucedido era que los dos talones de la víctima habían sido clavados juntos a un madero enhiesto, pero el clavo se había doblado en la punta cuando dio con un nudo de la madera. Después de la muerte de la víctima judía, a sus parientes se les hizo difícil sacar el clavo, y se lo dejaron en los talones al enterrarlo. Puesto que los huesos de los dos talones habían sido atravesados por un solo clavo, y puesto que parecía que los huesos de la pierna habían estado en ángulo, el Dr. Haas informó que quizás la víctima había sido ejecutada en la posición que se muestra abajo. (El Dr. Haas también creía que un rasguño en un hueso del brazo indicaba que los brazos del hombre habían sido clavados a un travesaño.) Usted quizás haya visto ese dibujo en un artículo periodístico o de revista. Hubo agitación entre muchos por lo que esto pudiera implicar respecto a cómo había muerto Jesús.
      Pero, una vez más, es bueno preguntarse: ¿Era confiable la prueba, y tenía realmente que ver aquel hallazgo con cómo murió Jesús?
      Nueva consideración de los talones
      En los años que siguieron, algunos eruditos notables, entre ellos el profesor Yigal Yadin, empezaron a dudar de las conclusiones a que había llegado Haas. Finalmente, Israel Exploration Journal (1985, volumen 35, páginas 22-27) publicó “Una revaluación”, por el antropólogo Joseph Zias (Departamento de Antigüedades y Museos de Israel) y Eliezer Sekeles (Universidad Hebrea-Escuela de Medicina Hadassah). Ellos habían estudiado el hallazgo original, fotografías, moldes y radiografías de los huesos. Algunos de sus descubrimientos quizás le sorprendan:
      El clavo era más corto de lo que Haas había informado, y, por eso, no pudiera haber sido lo suficientemente largo como para atravesar dos talones y penetrar en la madera. Se había incurrido en error al identificar ciertos trozos de hueso. No había ningún hueso de un segundo talón; el clavo había atravesado un solo talón. Algunos fragmentos óseos eran de otro individuo. El hueso de brazo rasguñado “no era [prueba] convincente” de que el brazo hubiera sido clavado a un travesaño; ‘de hecho, se observaron dos marcas similares en un hueso de una pierna; ninguna de estas marcas tiene que ver con la crucifixión’.
      ¿A qué conclusiones llevó este nuevo análisis? “A la luz de la nueva prueba, técnica y anatómicamente son imposibles tanto la reconstrucción inicial como la final de la crucifixión [por Haas] […] No encontramos restos del hueso del talón izquierdo, y calculamos que el clavo solo podía fijar un hueso de talón […] La falta de daño traumático al antebrazo y a los huesos metacarpianos de la mano parece indicar que los brazos del condenado fueron atados, no clavados.” En esta página se puede ver cómo Zias y Sekeles se imaginan que el hombre fue colocado para la ejecución.
      ¿Qué hay de Jesús?
      Por lo tanto, ¿qué indica esto en cuanto a cómo fue ejecutado Jesús? En realidad, ¡no mucho! Por ejemplo, como consideramos en la página 23, Jesús probablemente fue ejecutado en un madero vertical sin travesaño. Hoy día nadie puede saber con certeza siquiera cuántos clavos se emplearon en el caso de Jesús. The International Standard Bible Encyclopedia (1979, tomo 1, página 826) comenta: “Se ha especulado considerablemente sobre […] la cantidad exacta de clavos que se usó. En las representaciones más antiguas de la crucifixión los pies de Jesús aparecen clavados por separado, pero en las representaciones posteriores están cruzados y fijados al palo vertical con un solo clavo”.
      Sí sabemos que sus manos o brazos no fueron simplemente atados, porque, después, Tomás dijo: “A menos que vea en sus manos la impresión de los clavos”. (Juan 20:25.) Eso pudiera haber significado un clavo a través de cada mano, o el plural “clavos” pudiera referirse a las marcas de los clavos en ‘sus manos y sus pies’. (Véase Lucas 24:39.) No podemos saber precisamente dónde lo atravesaron los clavos, aunque obviamente fue en el área de sus manos. El relato bíblico sencillamente no suministra detalles explícitos, ni tiene que hacerlo. Y si los doctos que personalmente han examinado los huesos que se hallaron cerca de Jerusalén en 1968 ni siquiera pueden estar seguros de la posición de aquel cadáver, ciertamente los hallazgos no prueban en qué posición fue colocado Jesús.
      Por eso, reconocemos que las ilustraciones que representan la muerte de Jesús en nuestras publicaciones, como la que se ve en la página 24, son simplemente versiones artísticas razonables de la escena, no declaraciones de absolutos anatómicos. Estas representaciones no tienen que reflejar las opiniones cambiantes y en conflicto de los eruditos, y los dibujos evitan definitivamente los símbolos religiosos que se derivan del paganismo antiguo.”

      Aquí no hay nada en desacuerdo. Solo usted criticando sin argumentos.

  4. Omega dice:

    Para usted cualquier argumento es una crítica.
    Solo señale lo que publicado en su literatura, la cual deja claro que las imágenes que se utilizan, son simplemente versiones artísticas razonables de la escena, no declaraciones de absolutos anatómicos.
    Puede usted negar que Jesús fue crucificado. No pues su literatura dice claramente que no lo saben.
    Cambia esto el significado y valor del sacrificio de Jesús.

    • meschareth dice:

      Cómo ve usted vuelve a equivocarse respecto a nosotros o nuestras publicaciones y esta vez con ira.
      Los artículo que le citamos, Sí dicen que Jesús murió en un madero vertical. Y como usted lee en el que usted cita, nuestras literaturas en lo que no se detienen a ser absolutistas es en dónde (qué lugar exactamente) fueron puestos los clavos de sus manos y de sus pies.

      En la misma revista:La Atalaya 15/8/87 págs. 22-23 ¿Es para cristianos la cruz?
      ¿Murió Cristo en una cruz?
      ‘Pero ¿no enseña la Biblia que Cristo realmente murió en una cruz?’, pudiera preguntar alguien. Para contestar esa pregunta, tenemos que considerar el significado de las dos palabras griegas que utilizaron los escritores de la Biblia para describir el instrumento de la muerte de Cristo: stau•rós y xý•lon.
      The International Standard Bible Encyclopedia (1979) declara bajo el encabezamiento “Cross” (Cruz): “Originalmente staurós gr. designaba un madero vertical puntiagudo que se fijaba firmemente en la tierra. […] Se colocaban lado a lado en filas para formar vallados o empalizadas defensivas alrededor de los poblados, o, por sí solos, se levantaban como instrumentos de tortura en los cuales se colgaba públicamente a los perpetradores de delitos graves para que allí murieran (o, si ya se les había dado muerte, para que sus cadáveres fueran totalmente deshonrados)”.
      Es cierto que los romanos usaban un instrumento de ejecución conocido en latín como crux. Y al traducir la Biblia al latín se usó la palabra crux para verter stau•rós. Porque la palabra latina crux y la palabra española cruz son similares, muchas personas suponen, equivocadamente, que una crux era necesariamente una estaca o palo con un travesaño. Sin embargo, The Imperial Bible-Dictionary dice: “Hasta entre los romanos la crux (de donde se deriva nuestra cruz) parece haber sido, originalmente, un palo derecho, y esto siempre siguió siendo la parte más prominente”.
      El libro The Non-Christian Cross (La cruz no cristiana) añade: “No hay ninguna oración en ninguno de los muchos escritos que forman el Nuevo Testamento que, en el griego original, dé prueba —aunque sea indirecta— de que el staurós usado en el caso de Jesús no fuera sino un staurós [palo o estaca] ordinario; mucho menos de que consistiera, no en una sola pieza de madera, sino en dos piezas clavadas en la forma de una cruz”. Bien pudo ser que Cristo fuera fijado a una forma de crux (stau•rós) conocida como la crux simplex. Así fue ilustrada tal estaca por el erudito católico romano Justo Lipsio, del siglo XVI.
      ¿Qué hay de la otra palabra griega, xý•lon? Se usó en la traducción griega Septuaginta de la Biblia en Esdras 6:11. En la Traducción del Nuevo Mundo este versículo dice: “Y por mí se ha emitido una orden de que, en cuanto a cualquiera que viole este decreto, se arranque un madero de su casa y él sea fijado en él, y su casa sea convertida en un excusado público debido a esto”. Está claro que aquí lo implicado era un solo “madero”, un palo.
      Por lo tanto, muchos traductores de las Escrituras Griegas Cristianas (Nuevo Testamento) traducen las palabras de Pedro en Hechos 5:30 de este modo: “El Dios de nuestros antepasados levantó a Jesús, a quien ustedes mataron colgándolo en un madero [Véanse: Biblia de Jerusalén, Versión Cantera-Iglesias, Versión Nácar-Colunga, Nueva Biblia Española y el Nuevo Testamento de Pablo Besson]”. Quizás le interese también investigar cómo traduce xýlon la Biblia suya en: Hechos 10:39; 13:29; Gálatas 3:13; y 1 Pedro 2:24.

  5. Omega dice:

    Tengo varias versiones de la Biblia utilizaré la mas distribuida para el análisis en el stron y al Biblia de las América

    LBLA y RV1960+

    Hechos 10:39;
    Y nosotros somos testigos de todas las cosas que hizo en la tierra de los judíos y en Jerusalén. Y también le dieron muerte, colgándole en una cruz.

    Y G2532 C nosotros G2249 RP1NP somos G2070 VP-I1P testigos G3144 NNPM de todas G3956 JGPN las cosas que G3739 RR-GPN Jesús hizo G4160 VAAI3S en G1722 P • G5037 T la G3588 DDSF tierra G5561 NDSF de Judea G3588 G2453 DGPM JGPM y G2532 C en G1722 P Jerusalén; G2419 XP a quien G3739 RR-ASM mataron G337 VAAI3P colgándole G2910 VAAP-PNM en G1909 P un madero. G3586 NGSN

    13:29
    Y cuando habían cumplido todo lo que estaba escrito acerca de El, le bajaron de la cruz y le pusieron en un sepulcro.

    Y G1161 C habiendo cumplido G5613 G5055 B VAAI3P todas G537 JAPN las G3588 DAPN cosas que de G4012 P él G846 RP-GSM estaban escritas, G1125 VRPP-PAN quitándolo G2507 VAAP-PNM del G575 G3588 P DGSN madero, G3586 NGSN lo pusieron G5087 VAAI3P en G1519 P el sepulcro. G3419 NASN

    Gálatas 3:13
    Cristo nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros (porque escrito está: MALDITO TODO EL QUE CUELGA DE UN MADERO),

    Cristo G5547 NNSM nos G2248 RP1AP redimió G1805 VAAI3S de G1537 P la G3588 DGSF maldición G2671 NGSF de la G3588 DGSM ley, G3551 NGSM hecho G1096 VAMP-SNM por G5228 P nosotros G2257 RP1GP maldición G2671 NNSF (porque G1063 C está escrito: G1125 VRPI3S Maldito G1944 JNSM todo G3956 JNSM el G3588 DNSM que es colgado G2910 VPMP-SNM en G1909 P un madero), G3586 NGSN

    1 Pedro 2:24
    y El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados.

    1Pe 2:24 quien G3739 RR-NSM llevó G399 VAAI3S él G846 RP-NSM mismo nuestros G2257 RP1GP pecados G3588 G266 DAPF NAPF en G1722 P su G846 RP-GSM cuerpo G3588 G4983 DDSN NDSN sobre G1909 P el G3588 DASN madero, G3586 NASN para G2443 C que nosotros, estando muertos G581 VAMP-PNM a los G3588 DDPF pecados, G266 NDPF vivamos G2198 VAAS1P a la G3588 DDSF justicia; G1343 NDSF y por cuya G3739 G846 RR-GSM RP-GSM herida G3588 G3468 DDSM NDSM fuisteis sanados. G2390 VAPI2P

    G3586 ξύλον xúlon: otra forma de la base de G3582; madera (como combustible o material); por implicación vara, garrote o árbol u otro artículo o substancia de madera:- madera, madero, árbol, cepo, palo.

    G4716 σταυρός staurós: de la base de G2476; estaca o poste (como clavada erecta), i.e. (específicamente) poste o cruz (como instrumento de pena capital); figurativamente exposición a la muerte, i.e. negación propia; por implicación expiación de Cristo:- cruz.

    Revisa en tu versión cuando se utiliza cruz, crucificar y crucificado como se vierte en los versos que te relaciono:
    G4716
    σταυρός
    stauros
    Total KJV Occurrences: 28
    cross, 28
    Mat_10:38, Mat_16:24, Mat_27:32, Mat_27:40, Mat_27:42, Mar_8:34, Mar_15:21 (2), Mar_15:30, Mar_15:32, Luk_9:23, Luk_14:27, Luk_23:26, Joh_19:17, Joh_19:19, Joh_19:25, Joh_19:31, 1Co_1:17-18 (2), Gal_6:11-12 (2), Gal_6:14, Eph_2:16, Phi_2:8, Phi_3:18, Col_1:20, Col_2:14, Heb_12:2

    G4717
    σταυρόω
    stauroō
    Total KJV Occurrences: 46
    crucified, 31
    Mat_26:2 (2), Mat_27:22-23 (2), Mat_27:26, Mat_27:35, Mat_27:38, Mat_28:5, Mar_15:15, Mar_15:24-25 (2), Mar_16:6, Luk_23:23, Luk_23:33, Luk_24:7, Luk_24:20, Joh_19:16, Joh_19:18, Joh_19:20, Joh_19:23, Joh_19:41, Act_2:36, Act_4:10, 1Co_1:13, 1Co_1:23, 1Co_2:2, 1Co_2:8, 2Co_13:4, Gal_3:1, Gal_5:24, Gal_6:14, Rev_11:8
    crucify, 15
    Mat_20:19, Mat_23:34, Mat_27:31, Mar_15:13-14 (2), Mar_15:20, Mar_15:27, Luk_23:21 (2), Joh_19:6 (3), Joh_19:10, Joh_19:15 (2)

    PD: Ira ninguna, quizás si tratara de defender una verdad temporal el estrés si me afectaría, usted no sabe si mañana le mandan a negar todo lo que a defendido como una verdad porque una nueva luz dice que esa verdad ,es ahora una mentira.

    • meschareth dice:

      En el griego clásico la palabra stau·rós significaba simplemente un madero enhiesto, o palo (estaca), o un pilote como los que se usan en los cimientos. Los escritores inspirados de las Escrituras Griegas Cristianas escribieron en el griego común (koi·né) y usaron la palabra stau·rós. Los apóstoles Pedro y Pablo usaron también la palabra xý·lon para referirse al instrumento de tormento sobre el cual fue clavado Jesús, y esto muestra que era un madero enhiesto sin travesaño, pues eso es lo que significa ·lon. (Hch 5:30; 10:39; 13:29; Gál 3:13; 1Pe 2:24.)

      Si a alguien se le ocurriera decir que los escritores cristianos le dieron un nuevo significado a la palabra stau·rós; uno que no fuera el que ya tenía clásicamente (un madero enhiesto, o palo, estaca), entonces, debe tener el argumento suficiente, para poder afirmar que también los mismos escritores cambiaron el significado de ·lon en el griego koiné; siendo esta última idea imposible. Ya que ·lon, siempre ha mantenido por toda la Biblia (sin discusión alguna entre traductores y entre creyentes), el mismo significado; a saber principalmente, un árbol, un trozo de madera muerta, o un madero, pero jamás una cruz, o una T o una X.

      En LXX hallamos ·lon en Esd 6:11 (2 Esdras 6:11), y de este se dice que era una viga en la cual había de colgarse al violador de la ley, como en Hch 5:30; 10:39.

      La mayoría de las traducciones de la Biblia hoy, en donde se traduce stau·rós  por “cruz” presentan ·lon correctamente como un “madero”. Peron tales traducciones oscurecen el significado de ambos términos griegos, pues muestran confusión al lector que desconoce. Sin embargo, cuando las primeras traducciones al latín salieron estas tradujeron indistintamente estos términos con “crux” y sus lectores sabian muy bien que significaba “crux”. ¿Qué significaba entonces “crux”? ¿Era lo mismo “crux” que “cruz”? Lo triste y curioso del asunto es que la Cristiandad romana y ortodoxa mantuvo por más de 1000 las Escrituras sagradas en el latín y so pena de muerte en muchas épocas prohibió su traducción a las lenguas vernáculas.

      La realidad que esto dio a luz, como ya han confirmado muchos expertos, resultó que el idioma Latín fue evolucionando con las edades hasta que dejo de usarse por las mayorías. Y lo que una vez significó “crux” ya no era lo mismos posteriormente. Y se debe añadir a todo esto que los manuscritos en griego para entonces, su inmensa mayoría, unos o habían desaparecido deteriorándose o estaban escondidos bajo manos egoístas. Sin embargo, con el favor del Jehová el Autor de la Biblia, poco a poco fue siendo posible traducirla a mas idiomas comunes y fueron apareciendo manuscritos griegos y especialistas que pudieron dar traducciones literales y poco prejuiciadas de ellas. Y así lo han confirmado algunos estudiosos e historiadores antiguos y modernos.

      El diccionario latino de Lewis y Short da como significado fundamental de crux: “un árbol, armazón, u otros instrumentos de ejecución hechos de madera, en los cuales se fijaba o colgaba a criminales”.

      En los escritos de Livio, historiador romano del primer siglo a.E.C., crux significa un simple madero.

      “Cruz” es solo un significado posterior de crux. Al madero sencillo para fijar en él a un criminal se le llamaba en latín crux sím·plex. Un instrumento de tortura o tormento de esa índole aparece en una ilustración por Justo Lipsio (1547–1606) en su libro De cruce libri tres, Amberes, 1629, p. 19. La fotografía de la crux simplex en esta página es una reproducción tomada de su libro.

      El libro Das Kreuz und die Kreuzigung (La cruz y la crucifixión), por Hermann Fulda, Breslau (Wroclaw), 1878, p. 109, dice: “No había árboles disponibles en todo lugar que se escogía para una ejecución pública. Por eso, se hundía en el terreno una simple viga. A esta, con las manos levantadas hacia arriba, y frecuentemente también con los pies, se ataba o clavaba a los forajidos”. Después de presentar muchas pruebas, Fulda concluye así en las pp. 219, 220: “Jesús murió en un simple madero de ejecución: En apoyo de esto tenemos el testimonio de a) el uso que se acostumbraba dar a este medio de ejecución en el Oriente, b) indirectamente la historia misma de los sufrimientos de Jesús y c) muchas expresiones de los padres primitivos de la iglesia”.

      Con información de: Traducción del Nuevo Mundo 1987 [Rbi8] pág. 1577 5C “Madero de tormento” Gr.: σταυρός (stau·rós); lat.: crux

  6. Adonys Medina dice:

    Deberías leer bien los léxicos, y ver la tremenda evidencia arqueológica que refuta tu post.

    • eldefensor dice:

      Adonys Medina
      Bienvenido al Blog. Gracias por su comentario. Nos gustaria, a mi personalmente y a todos en NuevoMundo que nos hablara un poco mas de los “léxicos” y la evidencia que usted nos cita.
      Saludos