¿Quién es Jesucristo?

“¿Quién dicen las muchedumbres que soy?” (LUCAS 9:18)*

¿Quié es Jesucristo? Ilustración: PDF Quien es Jesucristo II

JESÚS quería saber la opinión de sus discípulos porque muchas personas no tenían claro quién era él. Sin embargo, esas dudas no tenían justificación. Él no vivía aislado ni se ocultaba tras un velo de misterio. Al contrario, siempre estaba rodeado de gente. Quería que lo conocieran, y por eso predicó sus enseñanzas a todo el que quisiera escucharlo dondequiera que estuviera (Lucas 8:1).

Desde luego, no hay mejor forma de conocer a Jesús que a través de sus palabras y sus acciones. De ahí la utilidad de los cuatro Evangelios inspirados por Dios: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Solo en estos registros bíblicos de la vida de Jesús podemos encontrar la verdad sobre él (Juan 17:17).

Por otra parte, debo reconocer, que es bien difícil querer en una cuantas líneas abordar este tema, sin pecar de tonto. No obstante, no son esas mis pretensiones, sino preséntales en grandes rasgos al Hijo de Dios.

¿Hay pruebas históricas de que existió?

Ciertamente, primero que nada, se ha de demostrar si hay pruebas históricas  de que Jesucristo existió.

Sí las hay. Diversos historiadores, como Josefo y Tácito del siglo I, confirman su existencia. Más importante aún, los Evangelios aportan datos muy específicos —fechas y lugares, entre otros— que prueban de forma convincente que fue un personaje real, y no inventado. Un buen ejemplo es el de Lucas: para indicar el año en que Jesús comenzó su ministerio, citó a siete personajes que estaban en el poder. Los registros históricos confirman que todos estos hombres existieron (Lucas 3:1, 2, 23).

Las pruebas de que Jesús sí existió son abrumadoras. Como explica el libro Evidence for the Historical Jesus (Pruebas históricas de la existencia de Jesús), “la mayoría de los expertos acepta que un tal Jesús de Nazaret vivió durante el siglo I”. 

Existencia pre-terrenal

La Biblia enseña que Jesús vivió en el cielo antes de venir a la Tierra. Por ejemplo, además de predecir que el Mesías nacería en Belén, el profeta Miqueas indicó que su origen tuvo lugar en “tiempos tempranos” (Miqueas 5:2). De hecho, el propio Jesús dijo en muchas ocasiones que antes de nacer como hombre había vivido en el cielo (Juan 3:13; 6:38, 62; 17:4, 5). Allí era una criatura espiritual que disfrutaba de una relación especial con Jehová.

Jesús es y siempre ha sido el hijo más querido de Jehová. La Biblia lo llama “el primogénito de toda la creación”, pues él fue lo primero que Dios creó (Colosenses 1:15). Otra cosa que lo hace especial es el hecho de ser el “Hijo unigénito” (Juan 3:16). Esto significa que es el único a quien Dios creó directamente. También es el único que colaboró con Jehová en la creación de todas las demás cosas (Colosenses 1:16). Además, se le llama “la Palabra” (Juan 1:14). Este título muestra que era el encargado de hablar en nombre de su Padre. Seguramente daba mensajes e instrucciones a los demás hijos de Dios, tanto a ángeles como a seres humanos. (Lea Proverbios 8:22, 23, 30 y Colosenses 1:15, 16.)

Mucho antes de que Jesús naciera, la Biblia predijo la llegada del enviado de Dios, el llamado Mesías o Cristo. Los títulos Mesías (derivado de una palabra hebrea) y Cristo (derivado de una palabra griega) significan “Ungido”. De modo que el enviado prometido sería ungido, es decir, nombrado por Dios para ocupar una posición especial. Seguramente, ya antes de que Jesús naciera, muchas personas se preguntaban: “¿Quién será el Mesías?”.

Llegado el momento, Jehová Dios envió a su Hijo a la Tierra y, por medio de su exuberante poder transfirió su vida perfecta a la matriz de María, una joven virgen judía. Así pues, Jesús no tuvo un padre biológico humano (Lucas 1:30-35). ¿Pero para qué se hizo todo esto?

El Hijo de Dios vino a la Tierra con tres objetivos:

1) Enseñar la verdad acerca de Dios,

2) Enseñarnos con su ejemplo a hacer la voluntad de Dios, incluso ante las dificultades, y

3) Dar su vida perfecta como “rescate”. (Lea Mateo 20:28.)

Jesucristo el Mesías y los propósitos de Jehová

En el siglo primero de nuestra era, los discípulos de Jesús de Nazaret estaban totalmente convencidos de que él era el Mesías predicho (Juan 1:41). Uno de ellos, Simón Pedro, le dijo sin rodeos: “Tú eres el Cristo” (Mateo 16:16).

Todo lo que Jesús hizo y dijo mientras estuvo en la Tierra patentiza esta afirmación y nos ayuda a conocerlo bien. Y, lo que es más, por medio de él podemos conocer mejor a Jehová. ¿De qué manera?

Recuerde que este Hijo es la viva imagen de su Padre. Por eso le dijo a uno de sus discípulos: “El que me ha visto a mí ha visto al Padre también” (Juan 14:9). En los cuatro libros de la Biblia que se conocen como los Evangelios —Mateo, Marcos, Lucas y Juan—, hallamos mucha información sobre la vida, las obras y las cualidades de Jesucristo.

Jesús fue un hombre tierno, cariñoso y de gran corazón. Trataba a la gente con sencillez y amabilidad, y hasta los niños se sentían cómodos a su lado (Marcos 10:13-16). No mostraba favoritismo. Odiaba la corrupción y la injusticia (Mateo 21:12, 13). En una época en la que se mostraba poco respeto y consideración a las mujeres, él las trató con dignidad (Juan 4:9, 27). Jesús era humilde de verdad. En cierta ocasión les lavó los pies a los apóstoles, una tarea que solían realizar los criados de menor categoría.

Jesús sentía compasión por las personas que sufrían, como lo demostró especialmente cuando realizó curaciones milagrosas con el poder del espíritu de Dios (Mateo 14:14). Por ejemplo, un leproso lo buscó y le dijo: “Si tan solo quieres, puedes limpiarme”. Jesús sintió en su propio corazón el sufrimiento de aquel hombre. Compadecido, extendió la mano, lo tocó y le dijo: “Quiero. Sé limpio”. ¡Y el enfermo sanó! (Marcos 1:40-42.) ¿Se imagina usted cómo debió sentirse aquella persona?

Jesús es el mejor ejemplo de obediencia y lealtad a Dios. En toda circunstancia permaneció fiel a su Padre celestial, a pesar de soportar todo tipo de oposición y sufrimientos. Rechazó con firmeza las tentaciones de Satanás (Mateo 4:1-11). Hubo un tiempo en que algunos de sus propios parientes no creyeron en él. Incluso llegaron a decir: “Ha perdido el juicio” (Marcos 3:21). Pero Jesús no se desanimó y siguió efectuando la obra de Dios. Cuando sus adversarios lo insultaron y agredieron, siempre supo contenerse y no intentó hacerles daño (1 Pedro 2:21-23).

Jesús en su vida terrestre fue fiel hasta la muerte, una muerte cruel y dolorosa a manos de sus enemigos (Filipenses 2:8). Piense en lo que soportó el último día de su vida como hombre. Tuvo que aguantar que las autoridades lo arrestaran, que testigos falsos lo acusaran, que jueces corruptos lo condenaran, que la gente se burlara de él y que los soldados lo torturaran. Clavado en el madero, exclamó con su último aliento: “¡Se ha realizado!” (Juan 19:30). Tres días después, su Padre celestial lo resucitó como criatura espiritual (1 Pedro 3:18). Al cabo de pocas semanas regresó al cielo, donde “se sentó a la diestra de Dios” a la espera de recibir el poder para reinar (Hebreos 10:12, 13). Pero su muerte no fue en vano. Al morir fiel pagó un rescate para que toda la humanidad pecadora pudiera reconciliarse con Jehová y aspirar a vivir bajo el Reino de Dios.

Gracias al rescate podemos disfrutar de maravillosas bendiciones a pesar de ser pecadores. Veamos algunos beneficios presentes y futuros del mayor regalo que Dios nos ha hecho.

El perdón de los pecados. Como hemos heredado la imperfección, para nosotros es una verdadera lucha hacer el bien. Todos pecamos, sea con nuestras palabras o con nuestras obras. Pues bien, gracias al sacrificio de Jesús podemos obtener “el perdón de nuestros pecados” (Colosenses 1:13, 14). Sin embargo, para ello debemos arrepentirnos de corazón. También tenemos que pedirle humildemente a Jehová que nos perdone tomando como base nuestra fe en el sacrificio de su Hijo (1 Juan 1:8, 9).

Una conciencia limpia ante Dios. La conciencia culpable nos deja sin esperanza y con el sentimiento de que no valemos nada. Pero gracias al rescate, Jehová nos perdona y tiene la bondad de permitir que, aun siendo imperfectos, lo adoremos con la conciencia limpia (Hebreos 9:13, 14). De este modo, tenemos confianza para hablar con él, o sea, para orarle con toda libertad (Hebreos 4:14-16). Además, al mantener la conciencia limpia, disfrutamos de tranquilidad mental, nos sentimos bien con nosotros mismos y somos más felices.

La esperanza de vivir eternamente. “El salario que el pecado paga es muerte”, dice Romanos 6:23. Ahora bien, ese mismo versículo añade: “Pero el don que Dios da es vida eterna por Cristo Jesús nuestro Señor”. En el capítulo 3 de este libro vimos las bendiciones del Paraíso terrestre que se aproxima (Revelación [Apocalipsis] 21:3, 4). Todas esas bendiciones, incluida la de vivir para siempre con salud perfecta, son posibles porque Jesús murió por nosotros. Para recibirlas, debemos demostrar que agradecemos este rescate.

 

 ‘[. . .]“Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, Aquel que viene al mundo”’ – Juan 11:27

______________________________________________________________

*A menos que se indique lo contrario las citas bíblicas son tomadas de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Edición de 1987

Bibliografía usada de la Watchtower:

Folleto: Buenas noticias de parte de Dios; lección 4 pág. 8 ¿Quién es Jesucristo?

Atalaya 1/4/12 pág. 4 Jesucristo: preguntas y respuestas

Libro: ¿Qué enseña realmente la Biblia?; cap. 4  pág. 37¿Quién es Jesucristo? Y cap.5 pág. 47 El rescate, el mayor regalo de Dios

About meschareth

Meschareth. Un simple ministro, de la “buenas nuevas”. Cree sinceramente en el mensaje bíblico y ha estudiado las escritura a la luz de diversos razonamientos. Reconoce las verdades explícitas e implícitas de la Biblia y tiene el deseo de compartirlas en este espacio. Su fe en las Escrituras lo ha llevado desde hace años a predicar sus creencias en asociación de millones de cristianos por todo el mundo bajo el liderazgo de Cristo como Testigo De Jehová. Si usted está interesado en la obra de los Testigos de Jehová en Cuba, le invito a que los contacte en: Ave. 15 No. 4608. Municipio Playa. Habana. También en las calles, Salones del Reino y/o lugares de reunión. Los testigos cristianos de Jehová estarán complacidos en ayudarle a conocer el Único Dios verdadero Jehová y a su Hijo Jesucristo y así poder disfrutar de una vida con propósito y esperanza.
Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

14 Responses to ¿Quién es Jesucristo?

  1. edwindc says:

    Hola Meschareth.

    Es mi primer comentario en cubava y decidí dedicarlo a esta página.
    A mi entender eres fiel luchador de la verdad y crees que lo que expones aquí es la verdad. La verdad está en la palabra de Dios o la Biblia. La verdad NO es relativa. Existe una SOLA verdad y esa verdad es Jesús. Si conocemos a Jesús conoceremos la Verdad y ella nos hará libres. La biblia le manda al creyente a examinarse si está en la Fe, la cual viene de la Verdad. Pero, seguro que te dices que sabes todo eso. Para conocer la verdad de Dios debemos conocer a Jesús como nuestro Señor ( eso significa nuestro Dueño) y Salvador.

    El don de la salvación que Dios nos da es gratuito, no requiere un pago por ello ni que “demostremos” que lo merecemos. Este don significa regalo inmerecido o gracia. Como lo dice claramente Efesios 2:8 “Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. ” (Nueva Traducción Viviente)

    Pero dices al final:

    “Todas esas bendiciones, incluida la de vivir para siempre con salud perfecta, son posibles porque Jesús murió por nosotros. Para recibirlas, debemos demostrar que agradecemos este rescate.”

    Para recibir todas esas bendiciones, no tenemos que demostrar nada, pues las recibimos porque Dios nos amó primero, y Su amor nos lo mostró cuando sacrificó a Su Hijo por nosotros. A nosotros nos queda hacer Su voluntad y dar buenos frutos, no para recibir Sus bendiciones, sino porque le amamos por lo que Cristo Jesús hizo.

    Si creemos que Jesús es la Verdad, también podemos creer todo lo que El dice: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida.

    Mis mejores saludos.
    Edwin.

    • meschareth says:

      Excelente; un comentario acertado. Ustede es la primera persona que ha comentado aqui y ha hablado con lógica y con la verdad. Ciertamente Dios nos amó primero y dio a su Hijo. (1 Juan 4:10, 19) “El amor consiste en esto, no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio propiciatorio por nuestros pecados.[…]En cuanto a nosotros, amamos, porque él nos amó primero.”
      ¿Pero qué hacemos después que recibimos esas bendiciones de Dios? Tenemos que agradecer ese rescate; como ha dicho usted: ‘hacer Su voluntad y dar buenos frutos'(Gálatas 4:22) La Biblia dice: “Ustedes ven que el hombre ha de ser declarado justo por obras, y no por fe solamente. […]En verdad, como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.”(Santiago 2:24) Así pues, como habla el propio Santiago, la fe en Dios debe de producir obra propias de esa fe o de lo contrario estaríamos muertos espiritualmente y sin esperanza.

  2. edwindc says:

    Amigo, saludos nuevamente.

    Concuerdo contigo en tu comentario anterior que se resume en “La fe sin obras está muerta”. Claro debemos siempre tener claro que esas obras, las cuales son buenas, no salieron de nuestra sabiduría ni de nuestra mente, sino que “Dios las preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”, en otras palabras las predestinó. Así que esas obras que muestran nuestra fe nos son dadas también por la gracia de Dios, por lo cual cuando estemos frente a Dios no nos jactemos de nada bueno que hayamos hecho. Pues solo Dios es bueno.
    Acerca de otro tema quiero preguntarte. Dices que Jesús “.. era una criatura espiritual que disfrutaba de una relación especial con Jehová.” He leído literatura de “Los Testigos de Jehová” y se dice explícitamente que Jesús es el arcángel Miguel. Me asombra que eso no lo hayas puesto en este artículo. Y te digo más, debido, entre otras cosas, a que “Los Testigos de Jehová” no pueden dar una explicación sabia de que Jesús es el arcángel Miguel yo personalmente pude conocer a Jesús como mi Señor y mi Dios.

    Un gran saludo para ti.
    Edwin.

    • meschareth says:

      Por supuesto, el hombre por el mismo no ha sabido nunca que es lo bueno o lo malo. Jehová Dios, ha sido quién le ha mostrado a los humanos que es lo bueno y lo malo a través de sus profetas, maestros, Su Hijo, apóstoles y finalmente su Palablara escrita la Biblia. De modo que, esas obras que al final cometemos engrandeciendo a Dios y a su Hijo Jesús, son obras de obediencia y fe. El detalle que usted menciona sobre la identidad de Cristo en relación con el Arcángel Miguel, es un tema interesante y uno que pretendía ocupar en un post aparte. Siento mucho no haberlo incluido aqui. Me convertía demasiado extenso el artículo. Además, pienso que todo sabiduría debe tener su tiempo para ser asimilada por aquellos que la necesitan. ‘En lo que respecta a Cristo Jesús hay mucho que decir y difícil de explicar’ para poder llegar a los corazones y “para distinguir tanto lo correcto como lo incorrecto”.(Hebreos 5: 11-14)

      • edwindc says:

        Me alegra saber que podemos dialogar manteniendo nuestras diferencias doctrinales ( Yo creo que JesuCristo es Jehová Dios y usted no lo cree así).
        Creo que en esta página creada para responder ¿Quién es Jesucristo? usted debió haber mencionado lo que usted cree cuál “el nombre celestial de Jesucristo: Miguel”. Antes de conocer a una persona lo primero que me gustaría saber es el nombre para poder dirigirme a él. Decir Miguel incluso al comienzo podría haber ayudado a saber cómo se llama Jesucristo según la doctrina de usted. Pero bueno, usted lo decidió así.
        Me dice que mencionar o explicar que Jesucristo es arcángel Miguel le hubiera convertido demasiado extenso este artículo publicado el 13 de Mayo. Entonces con mucho respeto, no diría lo mismo de su artículo de cinco partes muy extenso publicado desde el 16 de mayo al 18 de mayo de 2015 y denominado “La trinidad ¿Una doctrina de la Biblia?”

        Mis mejores saludos.

        PD. Ya veo que publicó un tema llamado “¿Es Jesús el arcángel Miguel?”. Me dirijo hacia allá, que tengo algunas preguntas que hacerle a usted. 🙂

        • meschareth says:

          Claro que sí, pelear en lo que no estemos de acuerdo, no es mi objetivo, ni el objetivo de NuevoMundo. Como usted admite es una prerrogativa de que escribe considerar algún dato o no al escribir. Y aunque considero que eso no afecta el contenido de lo que se expone, NO omití ese dato para negarlo, sino como le dije para tratarlo en un post particular.
          A Jesucristo, también se le llamó, incluso antes de nacer “Emmanuel”(Isaías 7:13; 8:8 compárese con Mateo 1:23) y ese dato no lo mencioné, y por supuesto no afecta el contexto del artículo.
          De hecho Jesucristo es una combinación de dos nombres que llevó el hijo de Dios cuando vivió en la Tierra. Jesús y Cristo. Cristo que es el equivalente del hebreo Mesías, de hecho, ahí tiene otro nombre del hijo de Dios.
          Los 5 envíos que se hicieron por el tema “La trinidad ¿Una doctrina de la Biblia?” es justificable ¿no lo cree usted? Se quiso dar suficiente información por cada parte tratada.

          Saludos a usted también

          • edwindc says:

            En la Existencia Pre-terrenal, primer párrafo, donde usted dice “Allí era una criatura espiritual que disfrutaba de una relación especial con Jehová.” Hubiera sido más claro mencionar que Jesús era un arcángel y que se llamaba Miguel. Cuando hacemos esas afirmaciones doctrinales de decir que Jesús era “una criatura espiritual” y que Jesús es el arcángel Miguel debemos buscar dónde dice eso en la biblia, y no ponernos a fantasear con nuestra mente humana, y con mucho respeto le digo que yo nunca lo he encontrado. Pero bueno, nos vemos en ¿Es Jesús el arcángel Miguel?. Mañana le comento algo de lo que usted escribió.
            Creo que en esa página podemos seguir comentando. Pues este comentario cabe más allá que aquí.

            • meschareth says:

              Bueno estimado edwindc, primeramente, no escribí en este artículo que Jesús era el Arcángel Miguel.Yo le agradezco su preocupación y el detalle; el haber omitido por mi parte ese asunto, me hace enteramente humano.Sin embargo, como ya le dije en ningún momento era mi intención explicar aquí la relación del nombre Miguel con el Hijo de Dios. No obstante, creo que es usted quien no ve un detalle en lo escrito.
              Se citó Juan 17:4, 5 donde el propio Jesús dice a su Padre en el cielo: “‘Yo te he glorificado sobre la tierra, y he terminado la obra que me has dado que hiciera. Así que ahora, Padre, glorifícame al lado de ti mismo con la gloria que tenía al lado de ti antes que el mundo fuera.'” Ahi usted si lo desea puede ver la relación especial con Jehová de la que disfrutaba Jesús en su existencia celestial-preterrenal.

    • meschareth says:

      Lamento mucho que las explicaciones que has demandado de los testigos de Jehová no hayan complacido tus dudas. A veces pasan cosas así. Con este Blog no me propongo solamente predicar las creencias y la Fe cristianas tal como las vemos los testigos. Quiero también brindar ayuda allí donde no ha llegado.

  3. yorka says:

    recien encontre este sitio, y la verdad me gusta mucho, desde cuando lo has creado??
    es lo mejor que he visto, y me alegra ya que se puede llevar el mensaje a muchas personas
    yo concuerdo en todo, pq esta es la verdad sin dudas,
    espero que ayude a muchas personas a encontrar la verdad

    una hermana

    • meschareth says:

      Estimada Yorka el sitio ha sido creado recientemente. El día 11 de mayo fue cuando comenzamos. Y quiera Dios que no moleste y se pueda mantener por mucho tiempo. A la mayor parte de los que hoy se conectan en la intranet le es sumamente dificil entrar al sitio oficial de los testigos de Jehová. (www.jw.org) Aca estamos exponiendo creencias y esperanza para los que a veces no estan en casa o estan demasiado ocupados en las webs nacionales. Un gusto saber que una hermana esta aqui apoyando la verdad y aportando con sus comentarios mensajes de vida. Le voy a mandar un correo con el mio. para si lo desea me escriba ahi.

  4. yorka says:

    es una alegria que en verdad no puedo explicar, jehova sigue bendiciendo a su pueblo, puede contar conmigo para seguir apoyando este sitio, yo misma no me puedo conectar al sitio oficial
    (www.jw.org) solo por intranet, pero ya le he dado a varias compañeras de mi trabajo este sitio para que puedan leer, pues algunas me escuchan cuando les hablo y otras hasta me aceptan revistas,
    bueno espero que escriba a mi correo,
    muchas bendiciones y q jehova te siga apoyando siempre con este maravilloso sitio

  5. Elmer says:

    hola hermano que bueno es ver como se difunde la verdad de la palabra de Dios de manera correcta y precisa. Apesar que no puedo ver me ayudo con un lector de pantallas gratuito para leer los post que aqui se publican….mis mas calidos saludos.

    • meschareth says:

      Bienvenido hermano y gracias por comentar.

      Jehová le bendiga mucho y le siga dando fe, espíritu santo y gozo mediante Cristo Jesús y le entera congregación mundial de hermanos.

      Continúe visitándonos.

      Un caluroso saludo de sus hermanos en NuevoMundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *